El regreso del fútbol: UEFA está preparando una vuelta segura de sus competiciones de élite.
Más información >

 

Un partido histórico para el Braga

Así ha catalogado el técnico Domingos Paciência su encuentro ante el Benfica tras el 2-1 adverso de la ida, por lo que el objetivo del equipo sólo se cumplirá si logra la victoria.

Domingos Paciência (SC Braga)
Domingos Paciência (SC Braga) ©Getty Images

Domingos Paciência lo ha catalogado como el partido más importante de la historia del SC Braga, pero el objetivo del equipo sólo se cumplirá si logra la victoria.

No importa que el encuentro de este jueves, correspondiente al partido de vuelta de las semifinales de la UEFA Europa League ante el SL Benfica,  sea su partido número 18 en la presente temporada europea (récord del club) o que esté tratando de igual a igual a pesos pesados como el Benfica o el FC Porto en busca de la primera final portuguesa en competición UEFA. Ahora es el momento de los Guerreiros do Minho (Guerreros de Minho). "No podemos estar felices hasta que ganemos cosas. Hemos demostrado un gran corazón para llegar hasta aquí, pero creemos que podemos llegar a la final", comentó Paciência.

El técnico de 42 años, que en su debut en el equipo guió al Braga en su mejor posición en liga (segunda), no tiene ninguna duda de que la visita del Benfica es la fecha más importante para el bando Arsenalista. La desventaja de la pasada semana, un 2-1 a favor del Benfica, no es un problema para un equipo que ha cosechado seis victorias y un empate en sus ocho encuentros europeos como local en la temporada 2010/11.

"No habrá ninguna presión y no queremos cometer los mismos errores. Tendrá una dinámica completamente distinta a un encuentro de liga y el partido de ida nos da una esperanza real delante de nuestros aficionados", añadió el técnico.

Al ex delantero del FC Porto y de la selección de Portugal no le preocupa la baja por sanción del mediocentro defensivo Vandinho, o la amenaza que cae sobre Custódio, Miguel Garcia y Alberto Rodríguez, que se perderían la final con una amonestación. Lo único que importa es estar en Dublín, un éxito sin precedentes para el Braga.

"Será un partido muy intenso y estamos listos. Estoy muy orgulloso de este equipo. Tenemos un vestuario magnífico, con grandes profesionales que han pasado por mucho juntos, y para un equipo que no es de los tres grandes de Portugal (Benfica, Oporto y Sporting Clube de Portugal) es genial estar en esta posición", continuó.

El Braga sólo ha ganado un título, la Taça de Portugal de 1966. Un palmarés bastante más pequeño que el de todo un bicampeón continental como el Benfica. Sin embargo, la diferencia de juego entre ambos no es tan grande según el entrenador del club lisboeta, Jorge Jesus. Reconoce que "jugar en Braga es tan difícil como hacerlo ante el Oporto o ante el Sporting" y mete al Braga, principal rival por el título del Benfica el año pasado, dentro de un nuevo cuarteto de grandes de Portugal. El trabajo para atravesar su defensa estará más complicado este jueves al estar sancionado Pablo Aimar, aunque el jugador que más presión tendrá será el portero Roberto.

Juegue quien juegue, Jesus espera un resultado similar al del jueves pasado, cuando el Benfica tomó la iniciativa en ataque mientras el Braga defendía e intentaba contraatacar con la misma seguridad. "No podemos estar más motivados. Nuestras mejores cualidades son las ofensivas así que buscaremos el gol. Creo que el Braga estará muy bien organizado atrás e intentarán hacernos daño a la contra", añadió un entrenador cuyos jugadores buscarán el primer título europeo del club en 49 años.

Arriba