Echa un vistazo a cinco pasos de los que informa la Organización Mundial de la Salud y la FIFA para ayudar a detener la propagación del COVID-19.

1. Lavarte las manos 2. Toser con el codo flexionado 3. No tocarte la cara 4. Mantener una distancia física
5. Quedarte en casa si no te encuentras bien
Más información >

 

El Braga busca sorprender al Oporto

A pesar de que muchos ven al equipo de André Villas-Boas como el favorito en la final de Dublín de este miércoles, Domingos Paciência quiere despedirse del banquillo de su equipo dejándole en lo más alto.

El Braga busca sorprender al Oporto
El Braga busca sorprender al Oporto ©UEFA.com

Para muchos, es sólo cuestión de horas que el FC Porto conquiste la gloria en la UEFA Europa League después de disputar un impecable torneo, pero su antiguo delantero Domingos Paciência tiene otra idea en mente, ya que quiere despedirse del banquillo del SC Braga llevando al club a lo más alto.

"Estoy orgulloso de haber llevado al Braga hasta aquí después de 90 años de existencia. Es un sueño haber llegado a Dublín, pero no quiero despertar todavía. Quiero seguir soñando un día más, y cuando me despierte quiero estar levantando el trofeo", dijo el técnico de 42 años, que ha anunciado que el partido de este miércoles será el último en el que dirija al club.

Esta es una imagen que pocos podían imaginar al comienzo de esta campaña. La colección de grandes títulos del Braga se limita a una solitaria Copa de Portugal conquistada en 1966, y antes de esta campaña nunca había avanzado más allá de los octavos de final en una competición europea. Sin embargo, una combinación de enormes ganas, resistencia defensiva y mucha ilusión ha llevado al equipo al borde de la gloria europea. Tal es su concentración en el partido, que Paciência ni siquiera se dio cuenta el martes de que tenía el trofeo a su lado.

"Estoy concentrado en esta copa", dijo después de darse cuenta de la presencia del trofeo. "Quiero que mis jugadores la levanten. Llevo un tiempo sin dormir bien, pensando en todas las posibilidades. El destino tiene su ironía, y esa es la razón por la que nos enfrentamos al Oporto, pero aunque todo el mundo les dé como favoritos, en 1987, cuando yo formaba parte del Oporto, todo el mundo pensaba que el FC Bayern München iba a ganar. Y nosotros nos repusimos a eso", añadió el técnico del Braga.

Un triunfo del Braga este miércoles supondría una sorpresa aún mayor. El Oporto está impresionando en la que es la primera campaña completa de André Villas-Boas como entrenador, y terminó invicto la Liga después de derrotar al CS Marítimo el pasado sábado por 0-2. Además, el equipo ganó los dos partidos al Braga en el campeonato liguero y ya acumula 92 triunfos en 131 encuentros con su rival del norte de Portugal. Los arsenalistas por su parte han logrado 17 victorias ante el Oporto.

A pesar de eso, no puede subestimarse al equipo de Paciência. Entre sus víctimas hasta ahora en el torneo se incluyen seis equipos con títulos europeos, y entre ellos el Liverpool FC y el SL Benfica, así que ¿por qué no puede llegar el séptimo? Villas-Boas no quiere dar nada por hecho, y aunque aceptó la etiqueta de 'favorito' que ha recibido su equipo, comentó que "el Braga ha dejado fuera a todos los equipos favoritos a los que se ha enfrentado hasta ahora".

"Llevamos persiguiendo este objetivo desde que vencimos al KRC Genk en los play-off hace nueve meses. Es una obligación para un equipo como nosotros ganar todo lo que podamos, y ya nos comprometimos a ello hace un tiempo esta temporada. Sólo necesitamos concentrarnos en jugar nuestro juego, que es lo que nos ha llevado hasta aquí", añadió el entrenador de 33 años, preocupado por los problemas físicos de Cristian Rodríguez, que arrastra molestias en el bíceps femoral.

Ya sólo queda por decidir si el Oporto se coronará como campeón de la UEFA Europa League o si será el Braga quien se haga con un sitio entre la realeza europea. Ocurra lo que ocurra, y aunque la primera final de una competición europea disputada en la República de Irlanda se ha visto en parte eclipsada por la visita de la Reina de Inglaterra, su majestad tendrá que compartir los focos al menos durante un tiempo este miércoles.

Arriba