Termina la larga espera en Glentoran

El entrenador Scott Young dijo que "no puedo estar más orgulloso" después de que su equipo pusiese fin a 26 años de espera para conseguir una victoria europea tras derrotar al Renova en los penaltis.

Los goleadores Martin Murray y Richard Clarke junto al portero del Glentoran Aaron Hogg después de la victoria
Los goleadores Martin Murray y Richard Clarke junto al portero del Glentoran Aaron Hogg después de la victoria ©Press Eye (Belfast)

El Glentoran FC vivió un pequeño episodio que pasará a la historia del club tras lograr la victoria sobre el conjunto macedonia del FK Renova en la primera ronda de clasificación de la UEFA Europa League.

La victoria por 2-1 en el partido de vuelta es el primer triunfo como local en una competición europea desde el 1-0 ante el Fram Reykjavik islandés en octubre de 1985 en la Recopa de Europa. Sin embargo, tuvo que llegar hasta la primera tanda de penaltis de la competición de este año y ahí venció por 3-2. Ahora se tendrá que enfrentar al FC Vorskla Poltava ucraniano en la segunda ronda de clasificación.

Un contento Scott Young destacó: "Ha sido mucho tiempo esperando celebrar una victoria europea como local y queríamos ofrecer una noche tan especial a los aficionados. Fue fantástico, no podía estar más orgulloso", comentó el entrenador.

El defensa norirlandés del Motherwell FC Stephen Craigan fue uno de los primeros a enviar sus felicitaciones. "Stephen Craigan es seguidor del Glentoran desde pequeño y está muy contento por el resultado, dijo Young. "Él nos envió un bonito mensaje de texto para felicitarnos. Fue bonito su detalle. Este tipo de reacciones por parte de un internacional de Irlanda del Norte y de otras muchas personas son muy especiales"

Richard Clarke y el suplente de 17 años Martin Murray fueron los autores de los tantos para los glens en el tiempo reglamentario que se sumaron al gol visitante de Ismail Ismaili por parte del Renova. Sin goles en la prórroga, el portero suplente Aaro Hogg, en sustitución del sancionado Elliot Morris, fue el héroe de la tanda de penaltis, al parar los lanzamientos de Faruk Statovci y Argjent Gafuri.