El Metalist despacha al Salzburgo

FC Metalist Kharkiv - FC Salzburg 4-1 (Global: 8-1)
Otra goleada del equipo de Kharkov le mete con autoridad en octavos de final, eliminatoria donde se enfrentará al Olympiacos.

Sebastián Blanco marcó el tercer gol del Metalist esta noche
Sebastián Blanco marcó el tercer gol del Metalist esta noche ©Getty Images

El Olympiacos FC tendrá el dudoso placer de enfrentarse al FC Metalist Kharkiv en los octavos de final de la UEFA Europa League. Tras ganar 4-1 en Ucrania cierra la participación del FC Salzburg, al que ya derrotó 0-4 en la ida.

El equipo de Ricardo Moniz hizo un buen trabajo hasta que su capitán Martin Hinteregger se metió un gol en propia meta mediada la primera parte. Jakob Jantscher respondió tras el descanso, pero su ocasión sólo motivó más al Metalist, para que el que marcaron más tarde Jonathan Cristaldo, Sebastián Blanco y finalmente Marlos.

Una afición enfervorecida esperaba otra gran noche de fútbol como la de la ida en Austria, pero el Salzburgo contuvo muy bien al equipo de Myron Markevich. Al menos hasta el minuto 28, cuando Hinteregger puso el pie para intentar bloquear un disparo de José Ernesto Sosa con la mala suerte de enviarlo a su propia portería.

El espectacular Taison pudo hacer el 2-0 segundos después, pero envió el balón fuera en una buena posición y justo antes del descanso Alexander Walke hizo una buena intervención justo al borde del área.

El Salzburgo empató cuando Oleksandr Goryainov no pudo más que desviar un disparo de Jonathan Soriano hacia la cabeza de Jakob Janstcher, que no tuvo problemas para finalizar desde cerca. Sin embargo, el Metalist respondió con contundencia. Jonathan Cristaldo se deshizo de Andreas Ulmer ya en el área y luego batió con clase a Walke. Sebastián Blanco hizo el tercer tanto del Metalist tras un mal despeje de Franz Schiemer.

Marko Dević, que había salido desde el banquillo, envió un balón al poste poco después y Soriano volvió a crear peligro sobre la puerta de Goryainov. Marlos, sin embargo, tuvo la última palabra y anotó el cuarto con la rodilla tras un pase de Dević.