El Udinese silencia la 'Toumba'

PAOK FC - Udinese Calcio 0-3 (Global: 0-3)
Ante un gran ambiente en el estadio del PAOK, el equipo de la Serie A sentenció en los primeros quince minutos y se metió en octavos.

Danilo y Medhi Benatia celebran el primer gol de Udinese
Danilo y Medhi Benatia celebran el primer gol de Udinese ©Getty Images

El gran ambiente del Stadio Toumba de Salónica y el PAOK FC no pudieron contra el Udinese Calcio, que ganó por 0-3 en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League y se clasifica para los octavos tras superar la eliminatoria por un global de 0-3.

Como era de prever, el encuentro comenzó con el guión esperado. Es decir, con el PAOK esperando a la contra e intentando ralentizar el juego, y con el Udinese mostrándose más ofensivo. En el minuto cuatro, llegó la primera ocasión del duelo con el tiro desde fuera del área de Stefanos Athanasiadis que el portero visitante Samir Handanovič despejó con una buena mano.

Sin embargo, dos minutos después llegó el primer gol del partido. Un córner ejecutado por Giovanni Pasquale desde la izquierda fue rematado de cabeza por el brasileño Danilo, que libre de marca batió a Dario Krešić. El 0-0 logrado en el Friuli la semana pasada ya no le valía de nada a los hombres de László Bölöni.

Y peor se le pusieron las cosas al PAOK en el 15' con otro tanto de los italianos tras una jugada a balón parado. Maurizio Domizzi sacó la falta hacia Antonio Floro Flores, que se sacó desde fuera del área un zapatazo para batir a Krešić por su palo derecho a pesar de que llegó a tocar el balón. El partido apenas había comenzado y el Udinese había silenciado a la Tumba. Seguidamente a este gol, el PAOK pudo meterse en el encuentro con un remate al poste de Bruno Cirillo tras un córner del uruguayo Pablo García.

Antes del descanso y con el conjunto heleno siendo más ofensivo, no le quedaba otra, Apostolos Giannou tuvo una buena oportunidad para hacer el primer gol local aunque su tiro se marchó rozando el palo izquierdo de la meta de Handanovič. No obstante, el Udinese se iba al descanso con pie y medio en la siguiente ronda.

Nada más iniciarse el segundo acto, el equipo de Francesco Guidolin terminó por sentenciar el duelo cuando Miroslaw Sznaucner derribó dentro del área a Floro Florés y en 51' Domizzi transformó la pena máxima. Cuatro minutos después y con el PAOK, rendido, el italiano Floro Florés estuvo cerca de hacer su segundo tanto de la noche, pero Krešić hizo una gran parada.

En el minuto 72, el conjunto heleno pudo acortar distancias con un tiro de Dimitris Salpingidis que pasó rozando el poste derecho de la meta de Handanovič. Hasta el final, el PAOK buscó el tanto de la honrilla que finalmente no llegó mientras que el Udinese ya pensaba en quien será su rival en octavos. Y éste será el AZ Alkmaar.