El Athletic sucumbe al fortín luso

Sporting Clube de Portugal - Athletic Club 2-1
Un tanto de Aurtenetxe puso al conjunto vasco por delante, pero remontó el valiente equipo local. San Mamés tiene la llave para la final.

El Athletic sucumbe al fortín luso
El Athletic sucumbe al fortín luso ©UEFA.com

El Sporting Clube de Portugal se impuso 2-1 al Athletic Club en el partido de ida de la semifinal de la UEFA Europa League disputado en el José Alvalade de la capital lusa. Jon Aurtenetxe adelantó a los suyos en la segunda parte, pero el Sporting dio la vuelta al marcador gracias a los goles de Emiliano Insúa y Diego Capel. San Mamés, tantas veces decisivo, tiene la llave para la final del 9 de mayo en Bucarest. 

Tal y como se preveía, Bielsa optó por Borja Ekiza en lugar del sancionado Javi Martínez. El resto, los habituales en el esquema del rosarino, con Fernando Llorente, máximo anotador del Athletic en la competición, como referencia ofensiva. En el equipo local, André Martins entró por Matías Fernández, ex del Villarreal CF. Otra de las caras conocidas de la afición española, el almeriense Capel, si fue de la partida en el once titular del Sporting de Sá Pinto.

El equipo local, al contrario de lo que esparaba Bielsa en rueda de prensa, no salió a especular y buscó la portería de Gorka Iraizoz desde el primer minuto. El primero en intentarlo fue el argentino Emiliano Insúa con un lejano lanzamiento de falta. Despejó Iraizoz sin problemas. Cinco minutos después fue Ricky van Wolfswinkel el que no vio portería tras un pase de la muerte desde la derecha. Al Athletic, sorprendentemente, le costaba imponer su frenético ritmo de partido.

No fue hasta el 13' cuando llegó la primera ocasión para el Athletic. Markel Susaeta sacó un córner desde la derecha, y Llorente hizo buena su altura para imponerse a la pareja de centrales del Sporting, pero su remate salió por encima del travesaño de la meta defendida por Rui Patrício. La ocasión pareció espabilar al Athletic, que a partir de entonces igualó la posesión del esférico con su rival.

Se equilibró el choque de ahí al descanso, pero antes pudo Van Wolfswinkel batir a Iraizoz con un potente disparo desde la frontal que se marchó lamiendo el palo derecho de la meta visitante. Así, con el miedo metido en el cuerpo del Athletic, se llegó al descanso en Lisboa.

Pero tardó poco el equipo vasco en cambiar el sino de la primera mitad, y en el 54' Aurtenetxe adelantó a los suyos. Susaeta puso una falta al corazón del área, y tras tocar la pelota en Insúa le cayó al lateral izquierdo del Athletic, que mandó la pelota al fondo de la red de Patrício. Los 4.000 aficionados visitantes enloquecieron en las gradas del José Alvalade.

Y pudo hacer el segundo el Athletic acto seguido, pero el disparo de Amorebieta a la salida de un córner se topó con el palo derecho del meta del Sporting. El paso del tiempo confirmó lo que se intuía: el gol liberó a un Athletic que había estado muy tenso e impreciso en el primer acto.

Con el resultado ya a favor, los de Bielsa empezaron a realizar el fútbol que ha asombrado al continente en esta edición de la UEFA Europa League. Combinaciones largas y precisas paredes que desarticulaban la presión local. Y precisamente cuando mejor estaba jugando el Athletic, llegó el empate local. Insúa recogió un rechace de Andoni Iraola dentro del área, y su remate de cabeza picó en el suelo antes de besar la red.

El tanto creó un estado de efervescencia en el conjunto luso, que aprovechó el tirón para hacer el 2-1 por medio de Diego Capel. El almeriense conectó un gran disparo desde la frontal para batir a Gorka y dar la vuelta al partido. Entró entonces el partido en una fase de claro dominio local, pudiendo hacer el tercero el Sporting por medio de Van Wolfswinkel y André Carillo.

Al final, 2-1 en el luminoso, resultado que deja la eliminatoria abierta. El próximo jueves, San Mamés tendrá que ser el jugador número doce para llevar a su equipo a la final de la UEFA Europa League en Bucarest.