El regreso del fútbol: UEFA está preparando una vuelta segura de sus competiciones de élite.
Más información >

 

Victoria en vano de un luchador Rubin

FC Rubin Kazan - Chelsea FC 3-2 (Global: 4-5)
El conjunto ruso remontó en dos ocasiones un marcador adverso y llegó a soñar con una remontada que parecía imposible.

Fernando Torres volvió a ser protagonista en el partido de vuelta al marcar el primer gol del partido
Fernando Torres volvió a ser protagonista en el partido de vuelta al marcar el primer gol del partido ©AFP/Getty Images

Una gran segunda parte permitió al FC Rubin Kazan vencer por 3-2 al Chelsea FC, que pese a esta derrota avanza a las semifinales de la UEFA Europa League. Fernando Torres y Victor Moses adelantaron al equipo inglés en dos ocasiones, pero cuando la eliminatoria parecía sentenciada el Rubin dio la vuelta al marcador y llegó a soñar con la remontada.

El gol de penalti de Natcho en el partido de ida daba a esperanzas al Rubin Kazan de dar la vuelta a la eliminatoria, y el equipo ruso salió de inicio controlando el balón. Nada más comenzar dispuso de una ocasión para meterse de lleno en la eliminatoria con un disparo desde dentro del área del finlandés Roman Eremenko que salvó bajo palos el brasileño David Luiz.

El conjunto ruso daba mayor sensación de peligro en los instantes iniciales, pero el Chelsea dio un golpe sobre la mesa en su primer acercamiento al área rival. En una rapidísima contra, la defensa del equipo londinense sacó un balón hacia Frank Lampard, que envió un larguísimo pase desde su terreno de juego hacia Fernando Torres. Con un solo toque, el delantero español elevó el balón por encima de Sergei Ryzhikov, y batió al meta ruso en su salida para poner el 0-1 en el marcador.

Este tanto obligaba al Rubin a marcar tres goles para igualar la eliminatoria y forzar la prórroga, pero el equipo ruso no incrementó demasiado su presión sobre el vigente campeón de la UEFA Champions League, que no se veía exigido por su rival. El conjunto de Rafael Benítez tuvo cerca el 0-2 con un remate de Victor Moses que atrapó Ryzhikov.

Hacia el final de la primera mitad, el Rubin sí aumentó su presencia en ataque. Eremenko obligó a Petr Čech a hacer su primera intervención del partido con un tiro raso, y en la última acción antes del descanso, de nuevo el meta checo realizó una parada salvadora para evitar el empate tras un disparo cruzado de Gökdeniz Karadeniz.

Tras sus ocasiones antes del descanso, el Rubin salió mucho más incisivo en la segunda mitad, y obligó al Chelsea a recular su posición. Esa mayor presencia en ataque se tradujo pronto en el gol del empate. Tras una acción a balón parado, Pablo Orbaiz envió un centro al área y el también español Iván Marcano se elevó al borde del área pequeña y conectó un gran remate de cabeza que se coló en la portería visitante por la escuadra.

El gol pareció dar alas al Rubin, que necesitaba dos tantos para forzar la prórroga y estaba disfrutando de sus mejores momentos en la eliminatoria, pero entonces llegó el jarro de agua fría. En el minuto 55 una rápida combinación en ataque entre Ramires y Moses finalizó con un gran remate del nigeriano que superó a Ryzhikov y daba al Chelsea un 1-2 casi imposible de remontar.

Sin embargo, el conjunto de Kurban Berdyev no se rindió. Pocos minutos después, Gökdeniz Karadeniz volvió a poner el empate en el marcador con un nuevo remate de cabeza tras un perfecto centro al área de Cristian Ansaldi. El Chelsea sufría en cada balón por alto, y lo demostró de nuevo minutos después cuando Iván Marcano estrelló un balón en el poste sin apenas oposición.

El equipo local siguió soñando gracias a un penalti cometido por César Azpilicueta sobre Aleksandr Ryazantsev que transformó Natcho a falta de 15 minutos para el final, pero el Chelsea aguantó bien en defensa en los últimos minutos para conseguir la clasificación para semifinales. Sigue soñando, por lo tanto, el equipo de Londres con completar su triplete con los tres grandes títulos de clubes de la UEFA.

Arriba