UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
A partir del 25 de enero UEFA.com ya no será compatible con Internet Explorer.
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El milagro del Víkingur

El equipo de las Islas Feroe ha hecho historia después de alcanzar la tercera ronda de clasificación de la UEFA Europa League y ahora ya pone sus miras en el Rijeka.

Sigfrídur Clementsen, técnico del Víkingur
Sigfrídur Clementsen, técnico del Víkingur ©Domenic Aquilina

El Víkingur de las Islas Feroe ha hecho historia después de alcanzar la tercera ronda de clasificación de la UEFA Europa League, pero Sigfriður Clementsen no ha dado señales de agotamiento.

Su equipo ya dejó claro su rol de 'tapado' la pasada semana, cuando derrotó a un Tromsø IL con diez hombres en Noruega (1-2) tras un empate sin goles en la ida. El HNK Rijeka, que disputó la pasada fase de grupos, será su próximo rival y visitará Torshavn este jueves. "Aunque esperábamos un partido más complicado, estamos absolutamente concentrados en batir a los croatas para tener la oportunidad de jugar a un nivel más alto. Los jugadores son capaces de caminar sobre el agua en este momento, así que tenemos la posibilidad de cumplir esta tarea".

Clementsen no es ajeno a los milagros futbolísticos, ya que llevó al B36 Tórshavn a la segunda ronda de clasificación de la UEFA Champions League en 2006. Él coloca este último hito a la altura de la victoria por 1-0 de Islas Feroe sobre Austria en el primer encuentro oficial del combinado en 1990. "Los equipos de Islas Feroe están teniendo buenos resultados a domicilio y ahora parece que estamos yendo hacia delante poco a poco", explicó. "Estoy increíblemente orgulloso de los jugadores y de lo que están logrando. Esto es fantástico para el fútbol de las Islas Feroe en su conjunto".

El presidente Brandur Jacobsen atribuye el crecimiento del Víkingur a una potente mezcla de trabajo y ambición. "Siempre trabajamos duro para lograr buenos resultados, creando y escribiendo la historia, y eso es lo que estamos haciendo en este momento", comentó acerca de un club formado en 2009 tras la fusión del GÍ Gøta y el LÍF Leirvík. El hecho de que el Víkingur es de un municipio con una población de 2.000 habitantes "pone todo bajo perspectiva", según Jacobsen.

Sin embargo, una sensación de euforia impregna el ambiente, tal y como dice el capitán Atli Gregersen. "Fue fantástico escuchar a los aficionados cantando un himno de Islas Ferie mientras los jugadores bailaban en el campo. Fue irreal. Es imposible explicarlo en palabras".