Al Athletic le pesa la Supercopa

MŠK Žilina - Athletic Club 3-2
El conjunto vasco, que llegó al descanso con dos goles de ventaja, se hundió en la segunda parte y terminó cayendo en Eslovaquia.

Ibai Gómez (Athletic Club) lamenta la derrota en Eslovaquia
Ibai Gómez (Athletic Club) lamenta la derrota en Eslovaquia ©AFP/Getty Images

• El Athletic cayó por 3-2 ante el Žilina en el partido de ida del play-off de acceso a la UEFA Europa League
• Ernesto Valverde optó por un once repleto de caras nuevas
• Sabin Merino y Kike Sola marcaron los goles del conjunto vasco en la primera parte
• Jakub Paur y William, en dos ocasiones, lograron dar la vuelta al partido en la segunda mitad
• Partido de vuelta: 27 de agosto

El Athletic Club se dejó remontar dos goles y terminó cayendo por 3-2 ante el MŠK Žilina en la ida del play-off de acceso a la UEFA Europa League.

Ernesto Valverde ya adelantó en la previa que tras la gesta de la Supercopa España ante el FC Barcelona, el equipo llegaba justo de fuerzas al partido de ida en Eslovaquia. Por ello, el técnico del conjunto vasco optó por un once repleto de caras nuevas.

Sólo Aymeric Laporte, Carlos Gurpegi y Eneko Bóveda repitieron titularidad con respecto al choque del lunes en el Camp Nou. Así pues, el lateral izquierdo quedó para el joven Iñigo Lekue, mientras que en el centro del campo jugaron Gorka Elustondo, Mikel Rico, Ibai Gómez, Sabin Merino y Ager Aketxe. La punta de ataque la ocupó Kike Sola.

Pero también advirtió Valverde que a pesar de la fatiga física, los suyos llegaban con la moral por las nubes y llenos de confianza. Y así lo demostró Merino en el 16’. El de Urduliz recibió un buen pase de Ibai a la espalda de la zaga eslovaca y superó con tranquilidad a Miloš Volešák. El Žilina había comenzado mejor el encuentro, pero el Athletic materializó la primera ocasión de la que dispuso.

E igual de clínico estuvo en la segunda oportunidad que tuvo. En el 33’, Kike Sola aprovechó un error de la zaga local cuando trataba de sacar la pelota jugada para poner el 0-2 en el marcador. Con ese resultado se llegó al descanso.

Volvió a salir mejor el Žilina tras el paso por vestuarios, y en el 48’ Gurpegi tuvo que sacar en la línea de gol un remate de Lukáš Čmelík que había superado a Herrerín. Más acertado estuvo Jakub Paur en el 66’. Al extremo le cayó un balón muerto en la frontal y su disparo superó a Herrerín tras pegar en Lekue.

El conjunto local se vino arriba tras el gol y en el 77’ llegó el 2-2. William se plantó ante Iago y le regateó para marcar a puerta vacía. Parecía que el Athletic comenzaba a pagar los esfuerzos realizados ante el Barça. Iñaki Williams, recién ingresado en el terreno de juego, falló una buena ocasión en el 80’, con tan mala suerte que cayó lesionado y tuvo que ser sustituido por Óscar de Marcos.

Y cuando parecía que el partido iba a terminar en tablas, William aprovechó un balón muerto dentro del área a la salida de un córner para poner el 3-2 definitivo en el marcador. Si quiere estar en la fase de grupos, el Athletic tendrá que ganar en San Mamés. 

Reacciones
Ernesto Valverde, entrenador del Athletic
En el primer tiempo hemos sido mejores y en el segundo teníamos el partido franco, pero el primer gol les ha animado. Tienen ritmo, se la juegan y han interpretado bien el juego. Con el 0-2 ellos han arriesgado más, y la cuestión era que teníamos que acertar con el tercer gol. En los dos primeros goles hemos estado un poco flojos porque han sido dos pérdidas, cuando si llegábamos al área teníamos muchas opciones de hacer gol. Queda mal sabor de boca, pero esto es fútbol. Puede suceder y hay que mirar hacia adelante. La semana que viene en San Mamés ellos le meterán intensidad, porque juegan igual en casa que fuera, y tendremos que ir a ello.