Los cuartos esperan a Athletic o Valencia

Después del 1-0 en la ida en Sam Mamés, los dos equipos de la Liga buscarán en Mestalla la clasificación en un encuentro al que llegan con dinámicas diferentes pero con todo por decidir.

Aymeric Laporte (Athletic) y Álvaro Negredo (Valencia) durante el partido de ida en San Mamés
Aymeric Laporte (Athletic) y Álvaro Negredo (Valencia) durante el partido de ida en San Mamés ©AFP/Getty Images

Al menos habrá un equipo de la Liga en los cuartos de final de la UEFA Europa League. El duelo fratricida entre Athletic Club y Valencia CF quedará resuelto en Mestalla después del 1-0 de la ida a favor del conjunto vasco con el gol de Raúl García en un partido marcado por la lluvia que cayó sobre San Mamés

Y es que será un choque de dinámicas opuestas. La tranquilidad es el sello para los de Ernesto Valverde, chocando con el estado de ansiedad con el afrontan el duelo los de Gary Neville, sumidos en una decepcionante campaña a la que apenas le quedan clavos donde agarrarse, a lo que se le suma el precedente nada halagüeño de hace apenas tres semanas, cuando el Athletic se llevó un 0-3 de Mestalla en Liga.

Cada uno intentará trazar su plan para llevarse la eliminatoria. En el Valencia saben que es vital dejar su portería a cero, algo que sólo han logrado en dos de sus últimos 12 duelos: los dos ante el SK Rapid Wien en dieciseisavos. En el Athletic la idea es que marcando estarían en una posición franca para pasar. Y traen motivos para pensarlo, ya que han perforado la portería rival en al menos una ocasión en 12 de sus últimos 14 partidos y es el equipo que más goles ha marcado de cabeza en las grandes ligas.

Pero aunque todos estos datos parezcan evidenciar un favoritismo visitante, no hay que olvidar que el fútbol ya ha mostrado en infinidad de ocasiones que en 90 minutos todo es posible. Así se refirió el técnico local, Gary Neville: "Siempre salto al terreno de juego, independientemente de resultados y juego, pensando que vamos a ganar en Mestalla. En el fútbol todo puede cambiar en un segundo, y tenemos que aprovecharlo", mientras que José Gayà tuvo un discurso parecido: "Nos tenemos que coger a los partidos buenos que hemos hecho en casa, sobre todo contra equipos grandes, y Mestalla tiene que estar con nosotros. Vamos a salir a morder desde el principio".

"Creo que podemos ganar, vamos a materializar nuestras ocasiones, que es lo que lo cambia todo", comentaba un confiado Gary Neville, que también destacaba el papel de la afición, a pesar del horario y la coincidencia con las Fallas. "Hemos visto que cuando todo lo tenemos de cara, Mestalla es capaz de poner presión al rival. En esos momentos la mentalidad de nuestros jugadores cambian, la del rival cambia…". Aun así, para el duelo tendrá tres ausencias importantes: Denis Cheryshev, Enzo Pérez y João Cancelo, mientras que el propio Neville confirmó las dudas de Antonio Barragán y André Gomes.

Y frente un Athletic que llega en uno de sus mejores momentos de la temporada, tras sumar el domingo su quinta victoria consecutiva, consolidándose como candidato a la cuarta plaza en Liga, y su jugoso premio. Además, la confianza y buen momento le hace no perder de vista una competición que siempre se le ha dado bien y en la que tienen puestas grandes esperanzas: "Para nosotros es una final. Hay un equipo que se va a quedar fuera y no queremos ser nosotros. La diferencia es mínima, no podemos especular demasiado con el resultado", destacó Valverde.

El Athletic llega con el objetivo de pescar en el río revuelto que es Mestalla y con un viejo conocido en Valencia como Aritz Aduriz a la cabeza, por lo que Valverde tendrá a su disposición a toda la artillería, con un Iker Muniain recuperando su mejor versión de antes de la lesión de rodilla para hacer olvidar al lesionado Iñaki Williams. Aun así, no habrá confianzas en un estadio que Valverde conoce a la perfección: "Cuando Mestalla aprieta, lo hace de verdad. Aunque es un público exigente, cuando toca una situación de esta, el público les va a apoyar. Lo importante es que al menos la Liga española se asegura un representante en cuartos de final.