Duro escollo en el camino del Villarreal

El 'submarino amarillo' comienza su participación en las eliminatorias de la Europa League ante un rival que nadie quería, una Roma que llega al Estadio de la Cerámica en un buen estado de forma.

Los jugadores del Villarreal celebran uno de los goles de la fase de grupos
Los jugadores del Villarreal celebran uno de los goles de la fase de grupos ©AFP/Getty Images
  • El Villarreal recibe a la Roma después de una irregular fase de grupos
  • Fran Escribá podrá contar con todos su jugadores
  • Soldado ya entrena con el grupo tras recibir el alta médica el martes
  • Sus anteriores duelos ante equipos italianos traen buenos recuerdos al Villarreal
  • La Roma llega en un gran momento, con siete victorias y una sola derrota en 2017

Es el todo o nada a una carta, pero sin apenas margen de maniobra. El Villarreal se enfrenta a un envite de órdago, una Roma que llega al Estadio de la Cerámica para la ida de dieciseisavos de la UEFA Europa League con toda su artillería preparada.

"El Villarreal no es inferior a la Roma", era la idea que destacaba Fran Escribá en la previa del partido y que ronda todas las cabezas en el seno del submarino amarillo, sabiendo del nivel que pueden llegar a dar. Pero la realidad es que hace dos meses en el sorteo era el rival a batir, y ahora está enfrente. "No hay que pensar que nos medimos a un equipo mejor que nosotros", continuaba el técnico, que esperará repetir lo ocurrido en los octavos de la Copa de la UEFA 2003/04 ante el mismo rival o la pasada campaña ante el Nápoles.

Los ejemplos de los partidos de Liga ante Atlético o Barcelona son clavos a los que agarrarse. "Nuestra idea es jugar a ser nosotros mismos. La Roma tiene mucho físico y es importante no dejarles correr. Hay que defender bien y buscar la portería contraria", comentaba Escribá, no sin abocar a la mesura: "No se pueden cometer errores, sobre todo en la salida del balón".

El Villarreal recibió este martes un impulso moral. El delantero Roberto Soldado, lesionado hace seis meses, recibía el alta médica. Aunque la lógica le aparta del duelo ante la Roma, aportará con el sólo hecho de tenerlo de nuevo en la dinámica del grupo. "Roberto está disponible, nos dijo que está listo. Es una alegría que vuelva", destacaba Escribá, que afronta el duelo sin bajas, por lo que se espera el once de gala: "El equipo está muy bien con todo el mundo disponible".

Será una eliminatoria especial para Nicola Sansone. El internacional italiano militó las últimas cuatro temporadas en la Serie A con Parma y Sassuolo, por lo que se encontrará con caras conocidas. "Conozco bien a la Roma, he jugado contra ellos y este año han mejorado en defensa y son incluso mejores", destacaba, aunque como su entrenador, quiso poner en foco en lo que el Villarreal puede ser capaz de hacer: "Creo que podemos y haremos un buen partido. No tenemos miedo de nadie", sentenció el delantero.

Sansone lleva un gol en sus cinco partidos en la presente Europa League
Sansone lleva un gol en sus cinco partidos en la presente Europa League©AFP/Getty Images

Importante también será el apoyo en las gradas, con un lleno prácticamente asegurado, a lo que contribuirán los 2.000 seguidores italianos que se esperan en el Estadio de la Cerámica. Escribá parece tener clara la clave para enganchar a los suyos: "A la afición hay que darle, no pedirle. El partido es importante y necesitamos su apoyo. No lo reclamamos, pero lo necesitamos. Estoy seguro de que mis jugadores lo van a dar todo".

La Roma llega a la eliminatoria en un buen estado de forma, segunda en la Serie A, con seis victorias y una sola derrota en este 2017 y con Džeko y Nainggolan como principales baluartes, especialmente de cara a portería. Su técnico, Luciano Spalletti, resaltó a ambos equipos "no es un duelo de dieciseisavos, dada la calidad de ambos equipos". El ex del Zenit fue claro sobre el rival: "Será una prueba importante. Es un equipo fuerte, bien plantado sobre el terreno de juego y con grandes jugadores", añadió.