Forlán corona al Atlético en Europa

Club Atlético de Madrid - Fulham FC 2-1 t.p.
Dos goles del uruguayo ante un entusiasta Fulham dieron al equipo rojiblanco un histórico triunfo tras una final que necesitó de una prórroga.

Los jugadores del Club Atlético de Madrid celebran el trofeo de campeón
Los jugadores del Club Atlético de Madrid celebran el trofeo de campeón ©Getty Images

El Club Atlético de Madrid FC ha ganado por 2-1 al Fulham tras una prórroga en la final inaugural de la UEFA Europa League disputada en el Hamburg Arena y vuelve a reinar en Europa 48 años después.

Ya avisó Quique Sánchez Flores en la previa que iba a intentar cambiar lo menos posible la dinámica del equipo. Y así resultó ser con la alineación. Los once elegidos para la gloria fueron los que venían soportando y aguantando el peso de la historia, ese que dice que desde hace 24 años el Atlético no juega una final europea y 48 desde el último entorchado continental. Para acabar con esa sequía europea, el Atlético salió con su once de gala, comandado por la dupla ofensiva que forman Diego Forlán y Sergio Agüero. José Manuel Jurado, pieza clave del equipo en el partido de Anfield, aguardaba en el banquillo.

Lo mismo hizo Roy Hodgson, técnico del Fulham, equipo visitante en la final. A pesar de las molestias que arrastraban Damien Duff y Bobby Zamora, ambos fueron titulares, con el riesgo que eso supone. Por lo demás, el equipo londinense tampoco presentó mayores novedades, y jugó de inicio con los mismos hombres que vienen siendo habituales en la UEFA Europa League.

Tras una bonita ceremonia inicial, dio comienzo lo que ambos entrenadores definieron como el partido más importante de sus vidas. El primer balón en juego evidenció las armas del equipo londinense. Buscar a Zamora, para que éste recibiera de espaldas y se apoyara en la segunda línea. Ahí emergían los peligrosos Duff, Zoltán Gera y Simon Davies. El Atlético, por su parte, trataba de elaborar más el juego, bajando el uruguayo Forlán a recibir al centro del campo.

Fue precisamente el charrúa el que dispuso de la primera ocasión clara del encuentro. En el 12', Danny Murphy, capitán del conjunto inglés, perdió un balón en el centro que propició una rápida contra rojiblanca. Agüero asistió para su compañero en ataque, pero el disparo de Forlán salió fuera tras pegar en el poste de la portería de Mark Schwarzer.

No fue hasta el 20' cuando David de Gea, que ha entrado en la lista provisional de 30 jugadores de Vicente del Bosque para la Copa Mundial de la FIFA, tuvo que intervenir. Y lo hizo a un disparo lejano de Simon Davies. El 'Kun' Agüero tuvo la réplica con dos jugadas en el interior del área que llevaron el miedo a la afición inglesa.

Pero fue Forlán, héroe en la eliminatoria ante el Anfield, el que puso a su equipo por delante. Reyes salió como un rayo por la derecha, y su pase lo remató en semifallo Agüero, pero un atento Forlán puso el interior del pie derecho para mandar el balón a la red de Schwarzer. La locura invadió al jugador y a la afición colchonera. El gol hacía justicia a lo acontecido en la primera media hora del encuentro. Pero el fútbol no entiende de justicia, y en el 37', Davies aprovechó un centro de Gera para empatar con una bonita volea. Antes del descanso, fue de nuevo Forlán el que lo intentó sin suerte. La primera parte no dio para más, y con el partido igualado se llegó al descanso.

No pareció sentarle muy bien el descanso al Atlético, que salió algo frío en la segunda parte. El Fulham decidió que combinar era más efectivo que mandar balones a Zamora. Así, en el 55', Clint Dempsey sustituyó al enorme delantero inglés. Quizás fue un guiño de Hodgson invitando a su equipo a jugar. O quizás simplemente no estaba para disputar los 90 minutos. El caso es Davies obligó a De Gea a intervenir magistralmente en el 60'.

El Fulham era superior, algo que Sánchez Flores trató de corregir con la entrada de Jurado en lugar del portugués Simão. El esquema varió poco, si bien el gaditano ofrecía más apoyo a la zona medular del campo y trataba de combinar tirando diagonales hacia el centro. Pero no lograba el Atlético superara la compenetrada zaga londinense. Tomáš Ujfaluši (80') se encontró con un balón dentro del área tras la salida de un córner, pero su disparo salió muy alto. Las fuerzas empezaban a flaquear, y los jugadores de ambos equipos parecían resignarse a la prórroga. Y así fue. El tiempo extra aguardaba para coronar al campeón de la primera UEFA Europa League.

Pero no mostraron mucha determinación ambos equipos en el tiempo añadido, quizás confiados en el buen hacer de sus porteros en los lanzamientos desde el punto de penalti. Ambos estaban más preocupados de no encajar un gol que resultaría definitivo. En estos casos, suele estar mejor visto tratar de no perder que intentar ganar. Solo una rápida internada en el área de Forlán inquietó al Fulham, pero el remate final de Agüero salió rozando el palo.

No tenía por que cambiar mucho el guión en los últimos quince minutos, y no lo hizo. Tanto Fulham como Atlético defendían con uñas y dientes. Los ingleses intentaron crear peligro a balón parado, pero ahí respondió De Gea, jugador sobre el que caería toda la responsabilidad en la fatídica tanda. Forlán hizo un penúltimo intento por evitarla en el 110', pero su volea salió por encima de Schwarzer. Sin embargo, cuando el duelo iba camino de la tanda de los penaltis, apareció el dúo mágico del Atlético. Agüero tras una gran jugada personal pasó a Forlán que batió de nuevo a Schwarzer dando un histórico triunfo al equipo rojiblanco.