UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Análisis de la Europa League: Barcelona - Eintracht 2-3

El panel de Observadores Técnicos de la UEFA analiza la sorprendente victoria del Eintracht por 2-3 en el partido de vuelta contra el Barcelona en el Camp Nou.

In the Zone: las transiciones del Eintracht

El Eintracht afronta su segunda semifinal de la UEFA Europa League en cuatro temporadas gracias a su histórica victoria por 2-3 en el partido de vuelta de los cuartos de final ante el Barcelona.

En este artículo presentado por Swissquote, el panel de Observadores Técnicos de la UEFA analiza las rápidas transiciones y los cambios de juego que pillaron por sorpresa al Barcelona en el camino hacia el cuarto triunfo a domicilio del equipo alemán en la competición esta temporada.

Así lo vivimos: Barcelona - Eintracht 2-3


Goles

0-1: Filip Kostić (pen, 4')
Después de que Jesper Lindstrøm cayese en el área al ser agarrado por Eric García mientras ambos disputaban un balón aéreo, Kostić asumió la responsabilidad del lanzamiento del penalti y ajustó el balón junto al palo izquierdo de la portería de Marc-André ter Stegen, mientras el portero alemán se vencía hacia el otro lado.

El golazo de Borré con el Frankfurt desde todos los ángulos

0-2: Rafael Borré (36')
La presión del Eintracht fue el origen de la jugada, con hasta cinco camisetas blancas alrededor de tres hombres del Barcelona en el centro del campo. Al final, Kristijan Jakić le robó el balón a Sergio Busquets y Kostić tocó para Borré, quien libre de marca y desde 25 metros sacó un extraordinario disparo que se coló por debajo del travesaño.

0-3: Filip Kostić (67')
Tras un saque de banda del Eintracht por la banda derecha, Borré ganó el balón y Daichi Kamada asistió a Kostić, quien entró en el área por la banda izquierda para ejecutar un potente disparo raso cruzado que superó a Ter Stegen.

Barcelona - Eintracht 2-3

1-3: Sergio Busquets (90+1')
Busquets no es un goleador habitual. Este fue su primer gol de la temporada y sólo su quinto en las competiciones de clubes de la UEFA (desde la fase de grupos hasta la final). Sin embargo, después de que Martin Hinteregger bloquease un disparo de Luuk de Jong, aprovechó el rebote para rematar de primeras desde el borde del área, enviando el balón al palo largo del conjunto alemán con un gran disparo.

2-3: Memphis Depay (pen, 90+11')
Tras una entrada de Evan N'Dicka sobre Luuk de Jong, Memphis Depay lanzó el penalti por el centro y, aunque Kevin Trapp llegó a tocar el balón, fue sólo para enviarlo al travesaño antes de que este superase la línea de gol. Esta fue la última acción del partido.

Alineaciones

Barcelona
El equipo local jugó con su habitual 1-4-3-3, con una zaga formada por un Jordi Alba (nº18) más adelantado por la parte izquierda y con Óscar Mingüeza (nº22) más reservado por la derecha. Por delante de ellos, Sergio Busquets (nº 5) se situó en su clásico papel de nº 6, leyendo el juego con inteligencia y realizando cambios de juego constantemente, mientras que los dos centrocampistas más ofensivos (Gavi (nº 30) y Pedri (nº 16)) se movían entre líneas.

En la delantera, el Barcelona comenzó con dos extremos, Ferrán Torres (nº 19) y Ousmane Dembélé (nº 7), que apoyaban a Pierre-Emerick Aubameyang (nº 25). En el minuto 61, Xavi modificó su equipo cuando Sergiño Dest sustituyó a Mingüeza y Adama Traoré ocupó el lugar de Aubameyang, por lo que Torres pasó a ocupar el centro del ataque. Después, en el minuto 70, De Jong entró como delantero centro y más tarde se sumó a la delantera el central Ronald Araújo, mientras el Barcelona terminaba la noche con un 1-3-3-4, con Busquets ocupando el centro de la defensa en un final frenético.

Eintracht
El Eintracht, con una formación 1-3-4-2-1, contaba con un portero, Trapp (nº 1), que se mostró seguro con el balón, y con tres fuertes defensas centrales, encabezados por Hinteregger (nº 13) en el centro. Por delante, dos centrocampistas defensivos, por lo que los alemanes disponían de un sólido bloque de cinco hombres en el centro, junto con dos rápidos extremos, Ansgar Knauff (nº 36) y Kostić (nº 10). Más arriba, el delantero centro Borré (nº 19) recibió el apoyo de Jesper Lindström (nº 29) y Kamada (nº 15).

Sin el balón, Lindström y Kamada se replegaron a ambos lados del centro del campo, mientras el Eintracht formaba un bloque defensivo compacto 1-5-4-1, defendiendo agresivamente para robar el balón y crear ocasiones al contraataque.

Otros aspectos

El Eintracht basa su éxito en el contraataque a toda velocidad, con balones rápidos para sus delanteros. Tiene jugadores fuertes y rápidos y sus transiciones son excelentes. Esas cualidades volvieron a salir a la luz en el Camp Nou, junto con sus efectivos cambios de juego hacia su talentoso número 10, Kostić.

El vídeo de arriba comienza con un ejemplo de su idea de golpear balones en largo para luego ganar la segunda jugada. La primera secuencia muestra a Hinteregger jugando un balón por la derecha en territorio del Barcelona, con las camisetas blancas compitiendo ferozmente para recuperarlo antes de un cambio de orientación para Kostić en la izquierda, que consigue ejecutar un disparo. La segunda y tercera secuencias del vídeo, de forma similar, muestran al Eintracht trasladando el balón hacia su creador de juego serbio, cuyos centros terminan generando oportunidades para Jakić primero y Lindström después.

Eintracht - Barcelona 1-1

Es interesante observar que el Eintracht tuvo menos posesión (25,6%) y menos toques (413) que cualquier otro equipo en la jornada de vuelta de cuartos de final de la UEFA Europa League. Sin embargo, realizó 15 disparos, frente a los 10 del Barcelona, con un balance de 7-4 en tiros a puerta. (El West Ham, su rival en semifinales, fue el segundo equipo con menos posesión y toques de balón).

En la primera parte, los errores de precisión del Barcelona propiciaron una serie de contraataques del Eintracht, incluso antes del segundo gol. También en la segunda parte, los hombres de Oliver Glasner siguieron contraatacando y pudieron haber marcado incluso más goles. Como señaló el observador técnico de la UEFA, cuando perdían el balón trabajaban incansablemente para recuperarlo. Además, su coordinación como equipo les permitía superioridad numérica en situaciones defensivas.

Según el observador de la UEFA, varias individualidades destacaron, empezando por Kostić, que protagonizó muchos de los peligrosos ataques del Eintracht. Su velocidad es una gran baza y también trabajó duro en defensa para el equipo, lo que le situó en el segundo puesto en cuanto a recuperaciones de balón (12) en los partidos de vuelta de los cuartos de final de la semana pasada (junto con Pablo Fornals, del West Ham).

Kostić arrimó el hombro en defensa
Kostić arrimó el hombro en defensaAFP via Getty Images

Hinteregger también fue uno de los destacados, y no sólo por su fuerte personalidad y liderazgo en la defensa, si no por su defensa en el uno contra uno, su potencia en el juego aéreo y su inteligencia en el juego de construcción desde atrás de los visitantes. De hecho, su total de diez despejes fue insuperable en los partidos de vuelta de la semana pasada (sólo igualado por Willi Orbán, del Leipzig).

Si a esto le añadimos la potencia del Eintracht en el juego aéreo, la noche fue difícil para Aubameyang, el delantero centro del Barcelona, que se enfrentó a los tres potentes defensas centrales del equipo alemán. El bloque profundo del Eintracht le ofrecía poco espacio para correr a su espalda y, en cambio, una mayor amenaza ofensiva llegó a través de Dembélé, que fue uno de los más destacados gracias a su regate y sus inteligentes movimientos, que incluyeron muchas carreras hacia dentro. El francés terminó la noche con el mayor número de centros y recepciones en campo abierto (13 de cada) de cualquier jugador en los partidos del pasado jueves.

Declaraciones de los entrenadores

Xavi Hernández, entrenador del Barcelona: "No debemos culpar al cansancio, tanto a nivel mental como físico. No utilizamos bien el balón y fallamos un par de ocasiones. La clave es decir que no todo ha ido mal hoy, pero no hemos hecho las cosas importantes a nuestro mejor nivel".

"El Eintracht ha jugado muy bien sus puntos fuertes, han sido duros, físicos y muy buenos en su propia área. Juegan al contraataque y al contragolpe de una forma que sólo he visto en unos pocos equipos a lo largo de mi carrera. Nosotros tampoco defendimos bien y no pudimos pararlos. Enhorabuena al Eintracht, ha merecido pasar".

Oliver Glasner, entrenador del Eintrach: "Hay que reconocer a los jugadores lo que han hecho aquí. Lo hicieron todo a la perfección durante 85 minutos. Teníamos un plan de juego basado en nuestra intensidad y nuestra potencia. Dejamos que tuvieran el balón donde no creíamos que pudieran causarnos problemas. Los jugadores lograron algo que casi nunca ocurre en ningún lugar del mundo".