Empate insuficiente para ambos

Valencia CF - Werder Bremen 1-1
Tanto el Valencia, que jugó 35 minutos con diez, como el Bremen tuvieron ocasiones para llevarse el encuentro. Todo se decidirá en la vuelta.

El Valencia CF logró un empate a uno ante el Werder Bremen en el partido de ida de los octavos de final de la UEFA Europa League disputado en Mestalla. Un resultado malo si se tiene en cuenta lo sucedido sobre el terreno de juego y mirando a la vuelta en Alemania, pero satisfecho si se piensa en que jugó con un jugador menos, por expulsión de Éver Banega, 35 minutos y que tuvo ocasiones para llevarse el encuentro, al igual que su rival. Torsten Frings adelantó al conjunto alemán de penalti, y Juan Mata hizo el empate para el Valencia.

Sin sorpresas en los onces iniciales y tras un comienzo igualado, con los dos equipos estudiándose, David Villa tuvo la primera, pero no fue capaz de empujar el balón. La respuesta visitante llegó en la siguiente acción, con Mesut Özil disparando alto con todo a su favor. Con un ritmo de encuentro bajo, la corpulencia de la zona defensiva del Werder impedía a los 'bajitos' del Valencia desarrollar su juego. En el 18', una buena combinación entre Villa y David Silva la culminaba este último con un disparo que era blocado por la defensa visitante. Las ocasiones llegaban con cuenta gotas y el encuentro no era nada vistoso.

El tanto tenía que llegar de una acción aislada y así fue. Una falta lateral botada por el Bremen en el 24' acabó con una falta de Bánega a Claudio Pizarro y el consiguiente penalti que el Frings aprovechó para hacer el 0-1. El gol espoleó al Valencia, que pudo empatar primero con un disparo de Banega y después con otro de Villa, pero ambos salieron altos cuando tenían toda la portería a su favor. Eran los mejores minutos locales, que asediaban la portería de Tim Wiese.

En el 33', Banega se inventó una buena acción individual que finalizó con un disparo que pegó en el palo. El conjunto ‘ché' estaba volcado, y en una contra, Marko Marin estuvo apunto de hacer el segundo, pero César Sánchez salvaba a los suyos. El paso de los minutos volvió a asentar al Werder Bremen sobre el terreno de juego. De nuevo Marin la tuvo, pero otra vez César se empleaba a fondo para evitar el segundo.

Con un cambio extraño, Jordi Alba por Alexis Ruano, comenzaba la segunda mitad. El Valencia salía decidido en busca del empate. Aun así, la más clara la tuvo el Werder Bremen tras un error de Carlos Marchena, pero el disparo de Pizarro se encontraba con otra mano salvadora de César. En la siguiente acción Pablo Hernández la volvió a tener, pero su disparo salió alto. El gol podía llegar en cualquiera de las dos áreas.

El partido se lo complicó aun más al Valencia con la expulsión de Banega tras un encontronazo con Pizarro. Pero este conjunto ‘ché' es grande, y en vez de amilanarse con esto, se fue en busca del empate, que llegó al momento, al mandar a la red un rechace tras un disparo de Silva. Mestalla se venía arriba. En el 63', Silva pudo hacer el segundo, pero Wiese también tenía que decir en este encuentro.

Las fuerzas del Valencia parecían flaquear, lo que propiciaba que el Werder se fuera haciendo control del encuentro y se asomara con cada vez más peligro por la portería de César. Emery reaccionaba dando entrada a Joaquín Sánchez por Mata en un Valencia que no perdía la cara al partido y que seguía buscando la victoria, aunque con más corazón que cabeza. En el 78', David Navarro tuvo la más clara del partido tras un saque de falta, pero su remate se encontró con otra gran intervención de Wiese.

En las dos áreas podía llegar el gol, mientras que en el 84', Villa era sustituido, aparentemente lesionado en el hombro, por Rubén Baraja. El partido murió con un Valencia buscando el segundo, pero tocado físicamente, y con un Bremen, que en los pies de Pizarro y Tim Borowski, tuvo el segundo. Dentro de una semana, el Werserstadion dictará sentencia.

Arriba