La hora de la verdad para el Valencia

El conjunto 'ché' se juega su futuro en la Europa League ante el Werder Bremen en Alemania. Tras el 1-1 de la ida de los octavos, ambos equipos llegan al encuentro motivados, pero con sonadas ausencias.

César Sánchez (Valencia CF)
César Sánchez (Valencia CF) ©Getty Images

El Valencia se juega al todo o nada sus aspiraciones de seguir con vida en la UEFA Europa League ante el Werder Bremen. Tras el 1-1 en la ida de los octavos de final disputados en Mestalla, los de Unai Emery necesitan vencer o empatar como mínimo a dos goles si se quieren clasificar para la siguiente fase. Será un encuentro marcado por las bajas, sobre todo en un cuadro ‘ché' al que no le traen muy buenos recuerdos sus anteriores partidos en Alemania.

Y es que a las ya conocidas ausencias de Pablo Hernández y Éver Banega por sanción se han sumado en las últimas horas las de David Albelda, David Navarro y Alexis Ruano por lesión en un equipo que está notando el esfuerzo que está realizando en las últimas semanas. Pero no son todo malas noticias, ya que David Villa, que sufrió un esguince en el hombro en el duelo ante los alemanes la pasada semana y que fue baja en Liga ante el FC Barcelona, parece recuperado y será de la partida. ‘El guaje' será la principal baza ofensiva del Valencia.

Con Carlos Marchena ocupando el puesto defensivo en el mediocentro y Joaquín Sánchez en la banda derecha, Emery saldrá con todo entre lo que le queda. "Todos los convocados, incluido Villa, están para jugar", comentaba el técnico vasco, que añadió: "El equipo está preparado para dar su menor nivel". Además, el vasco tuvo palabras para su rival, que pondrá las cosas bastante complicadas: "Esperamos un rival en la línea que está jugando en su estadio esta temporada en la Europa League, y como jugó en Mestalla con la única salvedad que con, el mismo sistema, con los mismos jugadores, aquí son más agresivos y con unas capacidad más grande de realización", sentenciaba Emery poniendo en guardia a todos sus jugadores.

Pero no queda ahí la cosa en el tema de lesiones ya que analizando el bando alemán, las cosas tampoco están muy de cara para Thomas Schaaf, que podría tener la baja de dos jugadores vitales en su esquema, Torsten Frings y Mesut Özil. Aun así, parece que desde el Werder Bremen se quiere jugar al despiste y han dejado la participación de ambos en suspense hasta las horas previas al encuentro. Por el contrario diferentes son las sensaciones de uno y otro de cara a este encuentro. Si el Valencia suma dos meses sin vencer a domicilio, los resultados del Bremen en la Bundesliga están siendo cada vez mejores. Muchos factores y un único fin.

Ante esto, Schaff era claro: "Vamos a jugar ofensivos, aunque debemos buscar equilibrio entre ataque y defensa. Confiamos que vamos a ganar". Aun así, el técnico alemán quiso sumarse al carro de elogios al rival, especialmente a un jugador: "Villa es un buen jugador pero somos optimistas y estamos muy concentrados. Esperamos el apoyo de nuestra afición. Será un partido como el de la ida, muy intenso, no podemos apoyarnos en el empate que logramos en Valencia".

Y es que las espadas están en todo lo alto, como bien comentaba Tim Borowski: "Va a ser un partido duro por la forma de jugar de los dos equipos", a lo que el internacional español Juan Mata unía: "Saldremos motivados. Estamos con mucha ilusión con la competición. Pensamos en pasar a cuartos". De este modo, lo único seguro es que se verá un precioso duelo y que uno de los favoritos a alzarse con esta primera edición de la UEFA Europa League no estará en el sorteo de este viernes.

Arriba