"Es difícil parar a Villa mentalizado"

Encantado con el partidazo que realizó su equipo a pesar de los errores defensivos, Unai Emery quiso destacar la actuación del delantero. Por su parte, Schaff lamentó las ocasiones falladas.

Fue un partido para recordar, quizás el que más ha llamado la atención en la presente y primera edición de la UEFA Europa League. Un 4-4 no se ve todos los días, pero el problema que tiene este tipo de encuentros es que siempre dejan con la sonrisa en la cara a uno de los equipos y en un desánimo evidente al otro. En este caso, el Valencia CF sale beneficiado tras clasificarse para los cuartos de final gracias al valor doble de los goles marcados en el estadio del Werder Bremen.

Fue un partido raro, intenso, entretenido, a cara de perro… Habría decenas de adjetivos para calificar lo visto sobre el terreno de juego, donde David Villa, en el aspecto ofensivo, y César Sánchez, deteniendo muchas acometidas rivales a pesar de encajar cuatro goles, han sido jugadores más destacados. "Es un partidazo para la afición y para el que gana. Errores defensivos hay cuando se marcan ocho goles, pero yo me quedo con la sensación de partidazo", comentaba Unai Emery resumiendo de la mejor manera lo que ocurrió durante los 90 minutos en el Weserstadion.

Y es que, por momentos, la sensación que dio el Werder Bremen fue bastante positiva, ya que a pesar de ponerse en dos ocasiones con una desventaja de dos goles, nunca le perdió la cara al partido. "El empate se puede considerar justo y creo que en el global de la eliminatoria hemos merecido pasar", comentaba Emery al respecto, mientras que Thomas Schaaf añadió: "Lo decisivo en el fútbol es evitar goles y marcarlos. Nosotros fallamos en las dos disciplinas".

Y es que si hubo un jugador que marcó diferencias, fue sin duda David Villa. Conocido en todo el Viejo Continente gracias a su vitola de ser uno de los mejores goleadores de Europa, Emery quiso destacar la actuación del 'guaje': "Ha sido el Villa de las grandes tardes. El quería jugar y cuando el se mentaliza así es difícil pararle", comentó.

En el bando contrario, aparecía Torsten Frings, que a pesar de haber marcado en ambos partidos de la eliminatoria, y de que su equipo sumara cinco goles entre ambos, se quedaba a las puertas de los octavos de final: "Normalmente, cuando marcas cuatro goles en casa pasas a la segunda ronda. Nosotros mismos nos creamos dificultades al no aprovechar nuestras ocasiones y al dejarnos marcar goles con demasiada facilidad", agregó, concluyendo de la mejor forma posible lo que se vio sobre el terreno de juego. Un gran partido en la UEFA Europa League

Arriba