Sir Bobby no quiere sentimentalismos

El entrenador del Newcastle se prepara para una dura prueba cuando visite al PSV, equipo al que entrenó en los 90.

Por Berend Scholten y Andrew Humphrey

Sir Bobby Robson no espera ningún favor por parte del club al que llevó al éxito a principios de los 90 cuando su Newcastle United FC se enfrente al PSV Eindhoven en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa de la UEFA.

Caras conocidas
El técnico del Newcastle, de 71 años, dirigió al PSV cuando conquistó dos títulos de la Liga holandesa consecutivos después de llegar a Holanda en 1990. En la temporada 1998/98 pasó una segunda etapa en el club como entrenador provisional y selló otro éxito con la clasificación del PSV para la UEFA Champions League. Sin embargo, a pesar de sus buenos recuerdos, Sir Bobby sabe que no habrá lugar para los sentimentalismos. “El PSV no lo está haciendo tan bien como solían, y lo mismo les pasa en la Liga, pero han tenido una buena racha para llegar hasta aquí y querrán eliminarnos”, comentó.

Falta de jugadores
El AFC Ajax es líder en la Liga con doce puntos de ventaja a falta de seis partidos para que concluya el campeonato. El PSV afronta ya la realidad, ya que no podrán revalidar el título de campeones nacionales. Por si esto fuera poco, sus opciones en la Copa de la UEFA se pueden ver truncadas por el problema de disponibilidad de algunos jugadores. Kevin Hofland está sancionado, mientras que el extremo Arjen Robben sufre aún molestias por una distensión muscular. El centrocampista ofensivo John de Jong, que recientemente renovó su contrato con el club, se lesionó el gemelo durante el entrenamiento del lunes.

Sin arriesgarse
El técnico del PSV Guus Hiddink tiene la esperanza de que al menos uno de los jugadores que es duda esté disponible para el encuentro, pero no quiere poner en peligro su estado físico. “Sería excelente que pudieran volver algunos jugadores, pero no vamos a arriesgarnos con ellos”, dijo. Hay grandes posibilidades de que el centrocampista suizo Johann Vogel juegue, y lo más probable es que Dennis Rommedahl salga de inicio tras su exitoso regreso como sustituto en la victoria por 4-1 del sábado ante el RKC Waalwijk.

La última esperanza
Al igual que le sucede al conjunto local, la Copa de la UEFA es la única esperanza de obtener un título que le queda al Newcastle, y los visitantes tienen a dos jugadores lesionados. El defensa Andy Griffin se pierde el encuentro por molestias en el muslo, mientras que el centrocampista internacional con Inglaterra Jermaine Jenas lucha por recuperarse de una lesión en los ligamentos de la rodilla. Lee Bowye continúa cumpliendo sanción. 

Goleador Kezman

Hiddink es consciente de la amenaza que suponen los delanteros del Newcastle Alan Shearer y Craig Bellamy, pero Sir Bobby teme de igual modo al delantero Mateja Kezman, del que dijo: “Es un gran goleador, tiene unas cifras increíbles, se mueve muy bien por el campo, y es un buen rematador. Conociendo el fútbol holandés como lo conozco, esperamos que sea un partido difícil”.

“Un momento especial”
Pese al reto al que se enfrentan sus hombres, Sir Bobby está entusiasmado con su visita al Philips stadium, después de haber regresado a otro de sus equipos con el Newcastle la pasada temporada. “Cuando volví a Barcelona y al Camp Nou, fue un momento muy especial para mí. Sentiré lo mismo cuando llegue al campo del PSV”, añadió.

“Un club maravilloso”
“Ganamos la Liga dos años consecutivos durante mi primera etapa con ellos, y me traen buenos recuerdos. Pasé tres años de mi carrera como entrenador en el PSV, tres felices años, tres grandes años. El PSV es un club maravilloso. La gente es fantástica y para mí es un placer volver”.

Una advertencia
No obstante, el veterano entrenador concluyó con una frase de advertencia para sus ex pupilos: “Sólo tengo buenos recuerdos, pero iremos allí para intentar eliminar al PSV”.

Arriba