Crece la ambición del Valencia

La victoria de equipo 'ché' ante el Stoke en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League ha aumentado las aspiraciones de un conjunto llamado a grandes cotas.

Ángel Dealbert (izquierda) con Peter Crouch durante el partido de la semana pasada
Ángel Dealbert (izquierda) con Peter Crouch durante el partido de la semana pasada ©Getty Images

Uno no tiene que leer las notas del entrenador inglés Tony Pulis para darse cuenta de la envergadura del rival que el Stoke City FC tiene en los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League. Es el Valencia CF, un equipo que intenta resucitar un reciente pasado glorioso.

Rafael Benítez, el técnico que lideró al Valencia a la Copa de la UEFA 2004 y en dos títulos de liga, también estuvo en ese partido de ida y las cámaras de televisión le vieron tomando notas. También estuvo presente Gaizka Mendieta, estrella del equipo ché que alcanzó las finales de la UEFA Champions League de 2000 y 2001.

"Es uno de los grandes nombres del fútbol europeo". Así definió Pulis al Valencia, el equipo al que se enfrentó en el partido número 100 en la Copa de la UEFA y en la UEFA Europa League y que acabó con la racha de invicto del Stoke como local. La semana pasada el Valencia venció por 0-1 y este jueves el club español buscará refrendar en Mestalla su pase a los octavos.

Fue un resultado que dio esperanzas al defensa del Valencia, Ángel Dealbert, para que el camino de la UEFA Europa League sea largo. Y es que el equipo ché sólo ha alcanzado en dos ocasiones los cuartos de final desde que conquistara el título en 2004 con Benítez. El jugador sabe que no puede tomar nada por hecho, menos cuando esta semana el equipo ha perdido a un jugador clave como Éver Banega, que se rompió una pierna en una estación de servicio.

"Para nosotros es una competición muy importante. Venimos de disputar la UEFA Champions League, nos eliminaron y ahora trataremos de llegar lo más lejos posible. Es realmente importante y sabemos que hay grandes equipos así que no será fácil. Pero lo primero es ganar al Stoke, algo que será muy complicado. El Stoke es muy bueno a balón parado, es muy fuerte físicamente y no podemos dar nada por sentado", explicó Dealbert a UEFA.com.

Además de la brecha que separa a ambos equipos en cuanto a experiencia en partidos europeos también hay una gran diferencia entre sus estilos de juego. El guardameta del Valencia Vicente Guaita apuntó que su equipo "debe empezar fuerte en el partido de vuelta" y evitar el tanto del Stoke en los primeros minutos ya que en el encuentro de ida el delantero Jonathan Walters estuvo cerca de marcar en dos ocasiones.

Guaita añadió: "Sabemos que la forma que tienen de jugar es totalmente distinta a la nuestra pero uno tiene que ser capaz de adaptarse a cualquier estilo, no sólo al español, cuando está en un club como el Valencia que juega en Europa. Al principio el partido fue complicado, el Stoke tuvo mucho el balón y estuvo cerca de marcar, pero después el encuentro se puso de cara".

El Valencia visionó muchos vídeos del Stoke antes del partido de ida y de cara al encuentro de vuelta, Dealbert quiere "parar su juego y poder practicar nuestro fútbol". Las individualidades como Peter Crouch o Jermaine Pennant cuentan con algo de experiencia ante equipos de la Liga pero el Stoke nunca antes se ha enfrentado a un conjunto español y pese a que el campo del conjunto inglés es realmente intimidante, Mestalla no será menos. "Habrá 50.000 aficionados, un gran ambiente, un gran terreno de juegos y tendremos el respaldo de nuestra gente", concluyó Dealbert.

Arriba