Un gran Drogba clasifica al Marsella

Marseille - Newcastle 2-0 (Global: 2-0)
Dos goles de Didier Drogba ponen al Marsella en la final.

Por Matthew Spiro en el Vélodrome

El Olympique de Marseille se convirtió en el segundo equipo francés en clasificarse para una final europea en 24 horas, después de derrotar por 2-0 al Newcastle United FC en el partido de vuelta de semifinales de la Copa de la UEFA.

Drogba, el héroe
Dos goles de Didier Drogba, que ha marcado en todas las rondas de esta temporada, fueron suficientes para eliminar al Newcastle y poner al Marsella en la final de Goteborg del 19 de mayo.

Marlet, titular
El Marsella tan sólo realizó un cambio respecto al equipo que empató a cero en St James Park, dando entrada a un recuperado Steve Marlet en lugar de Laurent Batlles. Desempeñó un papel ofensivo en la parte derecha del centro del campo, con Camel Meriem en la izquierda y Drogba en punta. El manager del Newcastle Sir Bobby Robson, no pudo contar con hombres clave como Jonathan Woodgate, Kieron Dyer, Jermaine Jenas y Craig Bellamy, decidió no alinear a Lee Bowyer recién salido de una lesión, y optó por colocar a Hugo Viana en el centro del campo.

Los locales toman la iniciativa
El Marsella creó la ocasión más brillante de los primeros ocho minutos cuando Manuel Dos Santos combinó con Meriem, pero el lanzamiento del extremo se estrelló en Shay Given. El portero del Newcastle tuvo que intervenir siete minutos después cuando un saque de falta de Drogba encontró un hueco entre la barrera, pero nuevamente Given realizó una gran intervención.

Gran compostura
Después de los méritos acumulados por los locales fue Drogba el encargado de adelantar a su equipo en el minuto 18. El Newcastle había sumado efectivos al ataque para el saque de una falta de Laurent Robert. Sin embargo, Meriem recogió el balón e inició el contraataque solo y pasó el balón a Drogba en la divisoria de los dos campos. El delantero de Costa de Marfil demostró una gran compostura, se marchó de Aaron Hughes, y con un sutil toque puso el esférico lejos del alcance de Given.

Volea de Shearer
Los seguidores locales despertaron e instantes después el Marsella a punto estuvo de marcar el segundo tanto. En esta ocasión, Marlet rompió el fuera de juego, recortó a Given pero su disparo sin ángulo se marchó desviado. Mathieu Flamini y Sylvain N'Diaye se estaban imponiendo en el centro del campo, pero Habib Beye tuvo que intervenir en el minuto 27 para detener una volea de Alan Shearer.

Incursión inteligente
El conjunto galo concluyó la primera mitad por delante en el marcador, pero con Drogba creando importantes problemas en el rival gracias a sus inteligentes incursiones. Pletórico de confianza, el delantero del Marsella probó suerte desde larga distancia en el minuto 43 pero su intento acabó en las manos de Given.

Empuje inglés
El Newcastle saltó al terreno de juego con más ganas tras el descanso. El conjunto inglés creó su primera ocasión clara de la noche a los 52 minutos cuando Ameobi recibió un pase interior, se marchó de Beye y disparó por encima del larguero. Los locales parecían contentarse encerrándose atrás, y a punto estuvieron de pagarlo cuando Shearer encontró espacio dentro del área y lanzó un chut que se estrelló en Fabien Barthez.

Espectacular jugada
El partido enloqueció con el Marsella lanzando una serie de peligrosos contraataques. Marlet estuvo cerca de anotar a la hora de partido un espectacular gol de volea desde 20 metros que se marchó pegado a la escuadra.

Gran oportunidad
La alarma sonó en el equipo francés cuando a los 73 minutos Barthez no se hizo con el balón tras un centro desde la izquierda y Ameobi cabeceó. El portero del Marsella se rehizo bien, aunque, tuvo que lanzarse a por el esférico. El suplente Bowyer desaprovechó una gran ocasión cuatro minutos después, al disparar desviado desde corta distancia. Aquella oportunidad costó muy cara a los visitantes que, a falta de ocho minutos para el final, vieron como el Marsella sentenciaba la eliminatoria cuando Drogba anotaba su segundo gol tras una falta que Batlles puso en juego inteligentemente.

Arriba