Gueye condena al Metalist

FC Metalist Kharkiv - Newcastle United FC 0-1 (Global: 0-1)
Shola Ameobi decantó la eliminatoria de penalti tras un error garrafal del central senegalés en una cesión a su portero, que cometió la infracción.

©AFP/Getty Images

Un detalle decantó la eliminatoria entre el Newcastle United FC y el FC Metalist Kharkiv. Tras el 0-0 de la ida en tierras inglesas, el encuentro de vuelta en el Metalist Stadium ucraniano se resolvió en el minuto 64 con el gol de Shola Ameobi desde el punto de penalti tras el error garrafal de Papa Gueye, que cedió muy mal el esférico a su guardameta Olexandr Goryainov y éste cometió la infracción sobre Moussa Sissoko para que el nigeriano Shola Ameobi lograse el 0-1 definitivo. El Newcastle se medirá en octavos de final y se medirá al FC Anji Makhachkala, que ha eliminado al Hannover 96 por un global de 2-4 (1-1 en la vuelta).

Con ambos técnicos con la lección bien aprendida tras el envite de ida, Myron Markevich y Alan Pardew no quisieron arriesgar y sacaron a la cancha la legión de sudamericanos y francófonos, respectivamente. Precisamente uno de ellos, Moussa Sissoko, probó al portero rival en el primer acercamiento del Newcastle a los 15 minutos. El espigado centrocampista controló con calidad en la zona derecha del área, pero su lanzamiento lo sacó Goryainov.

Poco después, Ameobi controló un centro impreciso de Danny Simpson y su disparo tocó en la zaga y acabó cerca de la madera. El Metalist despertó pasada la primera media hora con un saque de esquina servido por José Ernesto Sosa que cabeceó su compatriota Jonathan Cristaldo al lateral de la red. Pappis Cissé dispuso del 0-1 antes del descanso, 42', pero Goryainov disipó el peligro en dos tiempos.

El segundo acto se abrió con otra ocasión visitante en una pared entre Sylvian Marveaux y Sissoko que el extremo mandó por encima del larguero. En el minuto 62 llegó la acción de infortunio que definió la eliminatoria. El central Gueye cedió al meta Goryainov con un pase demasiado fuerte y Sissoko estuvo más listo que nadie para alcanzar la pelota y caer derribado tras la patada del guardameta del Metalist, que cometió penalti. La pena máxima la resolvió Shola Ameobi.

En los últimos 20 minutos, los ucranianos apretaron, pero entonces surgió la figura del holandés Tim Krul, que evitó los goles de Willian y Cristaldo, en dos ocasiones. El portero del Newcastle evitó que los de Alan Pardew sufrieran en el tramo final y los ingleses sellaron su pase a octavos de final para medirse al Anji en octavos, con la ida en Rusia el jueves 7 de marzo.

Arriba