El Betis deja vivo al Rubin

Real Betis Balompié - FC Rubin Kazan 1-1
Los verdiblancos se adelantaron con un tanto de Dídac, pero encajaron el empate en el último tramo y ante un rival en inferioridad.

Juanfran pugna un balón con Dmitri Torbinski
Juanfran pugna un balón con Dmitri Torbinski ©AFP/Getty Images

Continúa la mala fortuna del Real Betis Balompié en esta UEFA Europa League. Los verdiblancos empataron a uno ante el FC Rubin Kazan en la ida de los dieciseisavos de final, un resultado que se antoja corto a tenor de los visto en el terreno de juego. El Betis cuajó una buena primera parte y se adelantó en el marcador a través de Dídac Vilà, pero encajó el empate en el 74' desde el punto de penalti y ante un rival en inferioridad.

A pesar de las urgencias en la Liga, el Betis salió con un once de garantías. Gabriel Calderón se guardó en el banquillo a los puntales Rubén Castro y Jorge Molina y salió de inicio con 4-2-3-1 donde destacó el regreso de Nosa al once y la presencia de dos carrileros largos en los costados como Dídac Vilà y Juanfran. Pocas sorpresas hubo en un Rubin que regresaba a un encuentro oficial desde el pasado diciembre y en donde el español César Navas no fue de la partida por parte rusa.

La inactividad y la falta de ritmo por parte del Rubin se notaron en el inicio. El Betis arrancó con el balón en los pies y golpeó a las primeras de cambio. Cedric cedió el esférico a la aparición en el costado derecho de Dídac, que se cocinó el tanto en brillante jugada individual. El lateral tiró un recorte y un sombrero, se adentró en el área a base de fuerza y cruzó el disparo para batir a Sergei Ryzhikov. Era el minuto 3. Mejor arranque imposible para el Betis.

Como si dejara de lado sus problemas en Liga, el Betis mostró su mejor cara en estos primeros compases, muy serio con el balón en los pies y con las ideas claras. Y mientras Alfred N'Diaye se bastaba para mantener controlado el ataque del Rubin, un activo Leo Baptistao lideraba los ataques locales. A punto estuvo el ex jugador del Club Atlético de Madrid en doblar la ventaja con un remate cruzado que se encontró con los guantes de Ryzhikov pasado el cuarto de hora.

Con el marcador a favor y el Betis cuajando un buen partido, todo se puso todavía más de cara para los verdiblancos con la expulsión de Aleksandr Prudnikov. El delantero del Rubin vio dos tarjetas amarillas en apenas un par de minutos y dejó a los suyos en inferioridad desde el 28’. El Betis, como cabía esperar, se creció y dispuso de oportunidades para ampliar el marcador antes del descanso, como en dos claras ocasiones de Cedric, pero también se llevó un buen susto en un mano a mano de Dmitri Torbinski que sacó bien Adán.

El dominio del Betis no paró en el segundo tiempo y Cedric no tardó en probar al portero ruso con un cabezazo desde el corazón del área. Instantes después Calderón dejó patente sus ganas de poner tierra de por medio en la eliminatoria con la entrada de Rubén Castro, que no lo tuvo fácil ante un Rubin bien encerrado en su campo y con la esperanza de cazar alguna contra salvadora.

Con más ganas que ideas el Betis buscó un segundo tanto que encarrilase un poco más la eliminatoria. Tenía el partido completamente controlado, pero el Rubin se llevó un gran botín del Benito Villamarín con una acción en el 74'. Fue entonces cuando Lolo Reyes cometió penalti sobre el veterano Gökdeniz Karadeniz. Roman Eremenko no falló en el lanzamiento y dejó todo pendiente para el encuentro del próximo jueves en Rusia.

Arriba