El Ludogorets confirma su gesta

PFC Ludogorets Razgrad - SS Lazio 3-3 (Global: 4-3)
El equipo búlgaro fue el protagonista de una de las sorpresas de la noche al dejar fuera a la Lazio.

Roman Bezjak (PFC Ludogorets Razgrad) no falló a su cita con el gol
Roman Bezjak (PFC Ludogorets Razgrad) no falló a su cita con el gol ©AFP/Getty Images

El PFC Ludogorets Razgrad fue el protagonista de una de las sorpresas de la noche al dejar fuera a la SS Lazio gracias a un empate 3-3 en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League. El conjunto búlgaro había ganado 0-1 en Roma, y tras un vibrante encuentro logró un empate que le mete en octavos de final de la competición. 

Sólo se habían cumplido 17,8 segundos de partido cuando la Lazio ya había igualado la eliminatoria. Un mal despeje del portero Vladislav Stoyanov lo aprovechó Keita Baldé para superar al portero del Ludogorets con el segundo tanto más rápido en la historia de la UEFA Europa League.

Candreva pudo hacer el segundo poco después con un remate de cabeza que detuvo con grandes reflejos Stoyanov. En la siguiente jugada, aún en el 17’, Roman Bezjak remató de cabeza pero su testarazo no vio puerta. El partido entró entonces en una fase sin claras ocasiones, repartiéndose ambos equipos la posesión de la pelota. Con la mínima ventaja visitante se llegó al descanso en Bulgaria.

El conjunto romano salió a por el partido en la segunda parte, y en el 54’ el colombiano Brayan Perea hizo el 0-2 tras una buena contra visitante. Onazi condujo la pelota hasta las inmediaciones del área búlgara, y cedió la pelota para Perea, quien con un disparo raso superó a Stoyanov.

Pudo recortar distancias Bezjak en el 64’, pero su disparo se topó con el palo de la meta defendida por Federico Marchetti. Estuvo más acertado el esloveno tres minutos después, y con un disparo cruzado hizo el 1-2 en el Natsionalen Stadion Vasil Levski de Sofía. El conjunto búlgaro se fue a partir de entonces a por el empate, y éste llegó en el 78’. Hristo Zlatinski conectó un potente desde 35 metros que sorprendió a Marchetti para poner, de manera momentánea, al equipo búlgaro en la siguiente ronda de la competición.

Entonces salió a relucir la calidad de la Lazio, y Miroslav Klose, que había salido desde el banquillo, mandó al fondo de la red un rechace de Stoyanov tras un remate de Lucas Biglia. Pero aún quedaba lo mejor de la noche, y el Ludogorets tiró de casta y orgullo para cercar la meta visitante. Así, en el 88', Juninho marcó el 3-3 al aprovechar una prolongación de cabeza tras un balón largo. La locura llegó entonces a las gradas del Natsionalen Stadion Vasil Levski, y el Ludogorets se medirá a Valencia CF o FC Dynamo Kyiv en la siguiente ronda. 

Arriba