Aquel Nápoles de Maradona

Aprovechamos el 58º cumpleaños de Diego Maradona para recordar aquel Nápoles que salió campeón en la Copa de la UEFA 1989.

©Getty Images

Aprovechamos el 58º cumpleaños de la leyenda Diego Maradona para recordar a aquel Nápoles que lideró el argentino hacia la conquista de la Copa de la UEFA  1989.

Inspirado por Diego Maradona, el Nápoles firmó una gran temporada que culminó con su triunfo global en la final por 5-4 ante el VfB Stuttgart.

1. Raffaele Di Fusco

El eterno suplente, el guardameta Di Fusco solo disputó 34 partidos de la Serie A con el Nápoles a pesar de estar en el club entre 1983 y 1998 salvo breves etapas en el Catanzaro y el Torino. De hecho, en uno de esos encuentros jugó como delantero después de que varios compañeros estuvieran lesionados, saltando al campo once minutos como atacante. Ahora entrenador de porteros en el US Lecce, ha inventado y patentado el 'deflector de la trayectoria', una herramienta para entrenar a los porteros para que sepan reaccionar ante los desvíos del balón. 

2. Ciro Ferrara

Ciro Ferrara en la Juventus y en el Nápoles
Ciro Ferrara en la Juventus y en el Nápoles

El defensa nacido en Nápoles dejó su ciudad natal en 1994 y pasó el resto de sus días como jugador en la Juventus, ganando la UEFA Champions League de 1996 entre otros trofeos. Internacional en 49 ocasiones con Italia, Ciro Ferrara se retiró en 2005 después de haberse convertido en el tercer jugador en sumar más de 200 partidos en la Serie A con dos clubes diferentes. Primero fue el asistente de Marcello Lippi en la selección y después entrentó a la Juventus, Italia sub-21 y a la UC Sampdoria. Fue destituido en diciembre de 2012 y probó suerte en el fútbol chino.

3. Diego Maradona

Sin dudo uno de los más grandes. Ganador de la Copa Mundial de la FIFA de 1986 dijo adiós al Nápoles en 1991 después de siete temporadas. Durante ese tiempo ayudó al club del sur del país a ganar la Copa de la UEFA, la Coppa Italia y dos Serie A (antes el club nunca había ganado el 'Scudetto'). Conocido como 'El Pelusa', el mediapunta de 1,65m jugó en el Sevilla antes de volver a Argentina donde terminó su carrera en Boca Juniors en 1997. Como entrenador, dirigió a Argentina en la Copa Mundial de la FIFA de 2010 y ahora está en el fútbol mexicano.

4. Francesco Romano

Resumen de la final de la Copa de la UEFA de 1989
Resumen de la final de la Copa de la UEFA de 1989

El mediapunta se fue del Nápoles inmediatamente después del triunfo en la Copa de La UEFA para fichar por el Torino. Luego representó al Venezia y al Triestina, dónde consiguió el campeonato de la Serie C, antes de retirarse en 1995 después de una breve temporada en el Palazzolo. Nunca jugó con la selección italiana a pesar de estar en la convocatoria de la 'azurra' para el Campeonato de Europa de la UEFA de 1988. Tras ello, Romano se convirtió en agente de fútbol.

5. Antonio Carannante

Como Romano, el lateral izquierdo Carannante también dejo al Nápoles en el verano de 1989, para fichar por el Lecce. Después pasó por el Piazcenza, el Avellino 1912 y el Nola antes de colgar sus botas en 1996. Comenzó como entrenador de la cantera del Nápoles antes de trabajar como entrenador y director deportivo de la federación regional de la Campania, de la que Nápoles es la capital. Trabaja como técnico en categorías modestas del fútbol luso.

6. Giuliano Giuliani

Maradona junto a un defensa en el partido de ida
Maradona junto a un defensa en el partido de ida©Getty Images

El guardameta dejó el Nápoles después de ayudar al equipo a hacerse con el 'Scudetto' en 1990 y acabó en el Udinese Calcio. Murió con 38 años, por una enfermedad relacionada con el SIDA en 1996. No era espectacular, pero era tremendamente eficiente. Giuliano siempre será recordado como el guardián cuyo trabajo ayudó en el periodo más grande el Nápoles. En su etapa de dos años en el club, Giuliani consiguió dos títulos de liga y una Copa de la UEFA.

7. Fernando De Napoli

Apodado 'Rambo' por su espíritu de lucha en el centro del campo, De Napoli dejó el club con el que compartía nombre en 1992 para irse al Milan, con el que ganó dos 'Scudettos', aunque sólo llego a jugar nueve partidos en la Serie A en sus dos temporada en San Siro. Internacional en 54 ocasiones, acabó jugando con la Reggiana en 1997. Continúo trabajando con la Reggiana como director hasta 2005 cuando el club se declaró en quiebra y decidió dejar el fútbol para siempre.

Arriba