El mejor Atlético se exhibe en Dinamarca

Abultada victoria del conjunto rojiblanco en la ida de los dieciseisavos de final que deja la eliminatoria frente al Copenhague virtualmente encarrilada. Griezmann, con gol y asistencia, decisivo.

El Atlético de Madrid logró una importante victoria por 1-4 en Dinamarca frente al Copenhague para encaminar su eliminatoria de dieciseisavos de final. Saúl, Griezmann, Vitolo y Gameiro marcaron los goles. 

Los rojiblancos afrontaban esta nueva oportunidad en Europa con ganas de demostrar de qué estaban hechos. La Europa League es un buen escaparate para superar la caída en la UEFA Champions League y esas ganas se mostraron desde el primer minuto de partido con derrocha de intensidad.

©AFP/Getty Images

Hasta tres ocasiones claras tuvo el Atlético para abrir el marcador en los primeros compases del encuentro con dos mano a mano de Griezmann y un disparo desviado de Saúl que se marchó por encima del larguero antes de que Viktor Fischer, con un gol de pillo, adelantase al Copenhague en el 15’.

Esa acción no cambió el enfoque del equipo de Simeone sobre el partido y mantuvo su premisa: llegar a la línea de fondo por la banda para dar el pase atrás buscando a sus delanteros. Saúl, que antes no había tenido fortuna, empató el encuentro con un testarazo seis minutos después del gol local, por lo que el cuadro de Madrid ya había hecho lo más difícil.

Justo antes del descanso, el conjunto visitante dio la vuelta al marcador. Triangulación dentro del área de Griezmann y Lucas, que acabó con un pase al punto de penalti del lateral. Kevin Gameiro, que tenía aprendida la lección, entró desde segunda línea para enviar el balón al fondo de la red con su pierna derecha y adelantar a los suyos. 

©AFP/Getty Images

Con la ventaja en el marcador, el Atlético bajó las revoluciones en la presión y optó por dominar el partido a través de la posesión sin renunciar al ataque. Simeone dio entrada a Yannick Carrasco y Vitolo por Ángel Correa y Kevin Gameiro para dar un aire fresco a su equipo y, quizás, pensar en la Liga. Esos dos cambios, redondearían una gran actuación rojiblanca.

La paciencia rindió sus frutos para los madrileños, que a 20 minutos del final marcaron el tercer gol del partido. Griezmann, que había dado una asistencia, recibió un pase filtrado de Carrasco y batió por bajo a Olsen para subir el tercer gol de su equipo al luminoso. Acto seguido, para finiquitar el partido, Vitolo marcó con un disparo desde dentro del área poniendo así el cuatro y definitivo gol del Atlético. 

Reacción rápida
Fue muy importante para los rojiblancos empatar el partido seis minutos después de encajar un gol. Esa acción reforzó el ímpetu inicial y sirvió de escalón para lograr la remontada. 

Intensidad como premisa
La primera parte fue una lección de cómo presionar por parte del Atlético. Después de verse con ventaja en el marcador bajó un poco la intensidad y dominó el encuentro a su antojo con un Griezmann como estandarte. Una actuación colectiva ilusionante la de este encuentro.

Arriba