Un gran partido que vale la clasificación

Real Zaragoza – Fenerbahçe SK 2–1 (Global: 3-1)
Los goles de Galletti y Savio permiten que el Real Zaragoza pase a octavos.

Por Javier Bielsa en La Romareda

El Real Zaragoza venció con rotundidad un encuentro en el que el Fenerbahçe SK lo intentó pero no pudo superar el gran juego maño. Dos magníficos goles de Luciano Galletti y Savio Bortolini dieron la clasificación a los blanquillos. Los turcos sólo pudieron maquillar el resultado a última hora por un despiste de la defensa del Zaragoza. 

Triángulo mágico
Los blanquillos empezaron con el mismo centro de campo que en el partido de ida: los canteranos David Generelo, Fernando Soriano y Alberto Zapater. Un triángulo que funcionó bien en Turquía y prometía repetir en casa. El Zaragoza buscaba conservar el resultado y cedió la pelota al Fenerbahçe, pero pronto empezó a carburar la maquinaria ofensiva maña.

Gol tempranero
Después de dos ocasiones zaragocistas, el árbitro señaló una falta escorada a la izquierda. Luciano Galletti disparó ante las torres turcas de la barrera, de su chistera mágica surgió un fuerte pero muy colocado balón que dio en el palo de Rüstu Reçber, que vio sorprendido como entraba la pelota en su portería.

Se repite la historia
El Zaragoza se sentía cómodo. Con un buen trabajo defensivo, controlando el centro del campo y con alguna ocasión de peligro, los maños intentaban imitar el partido jugado en Estambul. Los turcos buscaban el pase de gol pero Nicolas Anelka no veía portería. El centro del campo visitante no funcionaba y Christoph Daum, desesperado, seis minutos antes del final de la primera parte, hizo entrar a Tuncay Sanli, pero llegó la segunda parte sin que el Fenerbahçe intuyera el camino de la clasificación.

Intenso comienzo
El Real Zaragoza empezó fuerte el segundo tiempo, tres ocasiones en los dos primeros minutos, pero los turcos respondieron rápidamente. El Zaragoza se vio  asediado, pero una gran actuación de Luís García cortó las alas del Fenerbahçe. Tuncay se quedó sólo en la frontal, Anelka recogió un balón que no logró despejar Álvaro Maior, Serkan Balci lo intentaba desde fuera del área, pero todos se encontraron con buenas paradas del portero toledano.

Jarro de agua fría
Los de Estambul creaban ocasiones pero el tiempo pasaba y el marcador no se movía. El Zaragoza avisaba con ocasiones puntuales nacidas de la calidad técnica de Sávio Bortolini y la movilidad de Villa. En el minuto 25 los blanquillos sentenciaron el partido. Savio recibe el balón en la frontal del área, dispara rápidamente y marcó un gol de bella factura que parecía que era definitivo.

Peligro a última hora
Un error defensivo de la defensa maña propició que Alex marcara a placer. Pero todo estaba decidido y el Zaragoza se llevo al gato al  agua en el mejor partido que ha jugado en la Copa de la Uefa.

Arriba