Gran remontada del Hamburgo

Hamburger SV - Manchester City FC 3-1 El conjunto alemán logró recuperarse tras encajar un tanto a los 35 segundos para lograr una ventaja de dos goles casi definitiva.

Jugadores del Hamburger SV festejan el tanto del empate
Jugadores del Hamburger SV festejan el tanto del empate ©Getty Images

Piotr Trochowski creó dos goles y marcó de penalti para certificar el triunfo del Hamburger SV por 3-1 sobre el Manchester City FC en su enfrentamiento por los cuartos de final de la Copa de la UEFA, a pesar de tener que remontar un tanto de Stephen Ireland a los 35 segundos.

Irregular
Tras pasar un examen físico de última hora, Ireland otorgó al conjunto blue un comienzo de ensueño, pero el equipo visitante pasó gran parte de los restantes 89 minutos defendiéndose, empujado hacia atrás por las constantes oleadas del Hamburgo. Joris Mathijsen restableció la igualdad con clase, y sería una vez más el remate acrobático del central holandés sobrepasada la hora de juego la que golpeó en la mano de Micah Richards dentro del área. Trochowski convirtió desde los once metros y a continuación envió el centro con el cual el suplente José Paolo Guerrero aseguró el triunfo a once minutos del final, dejando al City con tan sólo una victoria en 18 encuentros a domicilio. El equipo de Mark Hughes muestra su mejor cara como local, por lo que deberá realizar una gran remontada en el choque de vuelta del próximo jueves.

Gran comienzo
Hughes había hablado del "principal choque de los cuartos de final" y parecía haber acertado de pleno al certificar ambos equipos un espectacular inicio de partido. Ireland se adelantó a todo el mundo. Con el pitido inicial del árbitro aún resonando en el Hamburg Arena, el '7' del City encontró a Robinho con un gran cambio de sentido. El brasileño avanzó por la izquierda antes de servir el balón para Ireland quien, tras haber recorrido 50 metros sin marca, disparó con la pierna derecha junto al poste.

Respuesta
Los aficionados locales quedaron en silencio, aunque poco a poco fueron recuperando la voz con los primeros remates, en las botas de David Jarolím e Ivica Olić, que pusieron a prueba a Shay Given, con el delantero croata pudiendo hacerlo mejor con un cabezazo desde una buena posición. Momentos después, la misma crítica pudo haberse aplicado a Michael Gravgaard quien, tras recibir un balón a la salida de un córner, otorgó al portero del City la posibilidad de enviar al córner con una brillante estirada una oportunidad inmejorable. Sin embargo, el guardameta no tuvo opción en la siguiente jugada, ya que Mathijsen remató con clase a la red el córner de Trochowski en el minuto 9.

Calma relativa
El ritmo tenía que decrecer, aunque sólo lo hizo en una pequeña medida. Autor de un tanto cuando ambos equipos se enfrentaron en la pretemporada, Jonathan Pitroipa envió su cabezazo al larguero mientras Craig Bellamy ponía a prueba a Frank Rost en el otro extremo, aunque gradualmente las defensas fueron ganando en cohesión. Sin embargo, los remiendos no fueron suficientes, y la fisura en la zaga del City volvió a abrirse antes del descanso, sólo para que Trochowski enviara su disparo directamente a las manos de Given. El internacional germano no cometió errores de ese tipo desde el punto de penalti en el minuto 63, y certificó la remontaba de su equipo.

En la línea de meta
El HSV pudo haberse adelantado en el marcador momentos antes, aunque Shaun Wright-Phillips terminó despejando el balón en la línea de meta después de que Javier Garrido, que había ingresado en el descanso en sustitución del lesionado Wayne Bridge, desviara el esférico hacia su propia portería a la salida de un córner. Probablemente, Hughes hubiera preferido ver a Wright-Phillips realizando una contribución de esa importancia en el otro extremo del campo, pero en su lugar fue Guerrero el que terminó sellando el resultado.

Arriba