El Kairat reivindica su valor

En la fase final de la Copa de la UEFA de Fútbol Sala disputada en Lisboa, el equipo kazajo demostró que las críticas sufridas tras su triunfo en 2013 fueron injustas.

Lo mejor de la final

Error en la reproducción del vídeo

message

Siguiente vídeo

Higuita, guardameta del Kairat Amaty, comparó a su equipo ganador de la Copa de la UEFA de Fútbol Sala de 2014/15 en Lisboa con el que ganó en Tiflis dos años antes. Para el portero, este segundo tiene más significado porque "cuando nos convertimos en campeones en ese entonces, hubo gente que dijo que sólo fue pura suerte. Hoy hemos demostrado que no fue así".

Lo que quería decir es que cuando el Kairat se convirtió en el primer campeón en cualquier disciplina de la UEFA de Kazajistán en 2013, los críticos dijeron que el entrenador Cacau sólo había cogido al FC Barcelona y al FC Dynamo de Moscú por sorpresa, utilizando a Higuita como jugador de campo. Esa táctica permitió que el Kairat superase al ISK Dina Moskva y al Barcelona en el Meo Arena en la capital portuguesa, pero esta vez nadie tenía la excusa de no saber exactamente cómo Cacau utilizaría a su equipo.

El Kairat llegó a las finales con 28 goles anotados en tres partidos de la ronda élite, dos veces más que cualquier otro equipo clasificado. En semifinales se enfrentaron al equipo que dominó en Rusia y en Europa en la década de los 90, el Dina, pero que por primera vez tras 14 años participaba en esta competición. El Dina marcó dos goles en los últimos dos minutos para forzar la prórroga, pero el Kairat finalmente ganó por 7-4 con cuatro goles de Leo.

En la final enfrentaron a los vigentes campeones, el Barcelona, que ganaron su semifinal por 5-3 con dos goles en el último momento ante el anfitrión Sporting Clube de Portugal, empujados por el récord en esta competición con 12.076 aficionados, la primera vez que se consiguen cinco cifras de personas en una competición de fútbol sala de la UEFA. Los aficionados animaron dos días después al Sporting cuando el club portugués consiguió el bronce. Alex marcó cuatro tantos en la victoria por 8-3 ante el Dina.

Lo mejor de la final
Vea lo mejor de la final

El Barcelona era el favorito para ganar la final, apuntando a que igualaría el récord en la Copa de la UEFA de Fútbol Sala consiguiendo un tercer título en total y el segundo de forma consecutiva. Pero el Kairat es el único equipo que ha vencido al Barcelona en Europa, en las semifinales de 2013, y después de un inicio incierto, el equipo kazajo llegó al descanso con una ventaja de 2-0 gracias a los goles de Humberto y Divanei, antiguo jugador del Sporting que aseguró que su equipo estuviera respaldado por la afición. El Barcelona acortó distancias en dos ocasiones pero el Kairat ganó por 3-2. El juego en ataque de Higuita había sido tan importante como sus paradas en la portería. 

Cacau, el cuarto entrenador en hacerse por segunda vez con la Copa de la UEFA de Fútbol Sala, reflexionó: "Jugamos un partido competo, y creo que esta final fue un gran espectáculo". Podría haber hablado de la fase final en su conjunto, con una asistencia sin precedentes. Y es que un total de casi 30.000 personas vieron los cuatro partidos, para los que se vendieron todas las entradas en 15 días.

Wilde, jugador del Barcelona, con una larga carrera en la que ha ganado dos Copas Mundiales de la FIFA de Fútbol Sala incluyendo una en casa en Brasil, dijo tras la semifinal ante el Sporting: "He jugado muchos, muchos partido y nunca he visto nada como esto. Tengo que felicitar al Sporting por lo que hicieron dentro del Arena para el fútbol sala. Es muy bonito".

Arriba