Novena liga para el Inter

Tras terminar primero en la fase regular de la competición con sólo dos derrotas, el conjunto alcalaíno se impuso al Murcia F.S. en la final de los play-offs para conquistar su noveno entorchado.

Celebración de la plantilla del Inter
Celebración de la plantilla del Inter ©Interviú Madrid

El Inter F.S. es el nuevo campeón de la Liga Nacional de Fútbol Sala de España. Tras terminar primero en la fase regular de la competición con sólo dos derrotas, el conjunto alcalaíno se impuso al Murcia F.S. en la final de los play-offs para conquistar su noveno entorchado.

Los de Jesús Velasco culminaron en Murcia su gran temporada. Tras levantar la Copa de España en el mes de marzo, derrotando también al conjunto murciano, y terminar en primera posición la liga regular, invicto en casa, el Inter arrolló en los play-offs por el título.

En la eliminatoria de cuartos de final, la 'Máquina Verde' se deshizo del Tudela F.S. en dos encuentros. Tras vencer 2-5 en la ciudad navarra, el 7-1 de la vuelta dejó patente la superioridad de los madrileños. El equipo murciano, por su parte, sufrió más para eliminar al Burela F.S. en tres partidos. Así pues, ambos accedieron a semifinales.

El Marfil Santa Coloma fue el rival del Inter en la siguiente ronda, y el resultado fue el mismo: dos victorias autoritarias de los madrileños. En el primer encuentro se impuso 0-4, para finiquitar la eliminatoria con un 8-1 en casa. Mucho más tuvo que sufrir el equipo de Eduardo Sao Thiago 'Duda' para alcanzar en la final, y es que su rival era el poderoso Barcelona F.S.

Tras perder 4-1 en el Palau, los murcianos demostraron su carácter competitivo y dieron la vuelta a la eliminatoria con dos victorias en casa (2-0 y 2-1). De esa manera, dos de los equipos con más solera en el fútbol sala nacional se verían las caras en la gran final, también a tres partidos.

En el primero de ellos, disputado en la Caja Madrid de Alcalá de Henares, el Inter fue mejor y venció 4-3 en un vibrante encuentro. El escenario fue el mismo en el segundo partido de la final, y tampoco fue diferente el resultado final: nuevo triunfo del equipo local, esta vez por 4-1.

La final se trasladó a Murcia, donde el sábado 14 de junio llegó a su fin. Los de Duda sabían que una victoria les condenaba, y salieron a por el triunfo desde el primer minuto. Kike Boned, que días atrás había anunciado que se colgaría las botas una vez concluida la temporada, adelantó a los locales en el 7’. Borja empató para el Inter al cuarto de hora de juego, y ya en la segunda parte un gol en propia de Rafa puso con ventaja de nuevo a los murcianos.

Pero entonces apareció la garra y el carácter competitivo de los de Velasco, que dieron la vuelta al partido con tres goles en doce minutos. Batería puso el 2-2 en el 28’, y a falta de dos minutos para el final del partido Nano Modrego adelantó al Inter al transformar un doble penalti. Con el equipo local volcado en busca de un empate que le mantuviera con vida, Carlos Ortiz hizo el definitivo 2-4 aprovechándose de que el rival jugaba con portero-jugador.

"El partido comenzó con mucha tensión e intensidad y con poca lucidez por nuestra parte, pero estuvimos muy concentrados pese a ir por detrás en el marcador y eso fue determinante en el encuentro", señaló Velasco, entrenador de un Inter que recupera el trono nacional seis temporadas después. 

Arriba