Gales, orgullosa del éxito

Ni siquiera la lluvia torrencial a lo largo del día consiguió deslucir el gran ambiente en las calles de Cardiff y en un estadio repleto. Mark Pitman destaca que la Supercopa ha sido un triunfo para Gales.

La Supercopa de la UEFA ha sido una gran inspiración para la nueva generación de talentos galeses
La Supercopa de la UEFA ha sido una gran inspiración para la nueva generación de talentos galeses ©Getty Images

"¿Se salieron con la suya Gales y Cardiff?", se preguntaba el diario local Western Mail tras la victoria del Real Madrid CF por 2-0 sobre el Sevilla FC en la Supercopa de la UEFA. "Sin duda".

Iker Casillas fue el primero en poner sus manos en el trofeo después del pitido final este martes por la noche, pero los seguidores de la capital galesa también tuvieron algo que celebrar, ya que Gareth Bale tuvo un triunfal regreso a casa. Hace cerca de una década, el jugador de 25 años estaba golpeando al balón en los campos de fútbol del parque que hay a una milla de donde se sitúa el Cardiff City Stadium, y su retorno con su nuevo club ha animado a la siguiente generación de talentos galeses a emular su éxito. Cuando se acercaba la hora de inicio, las cámaras captaron el entusiasmo generado entre los jóvenes galeses por Bale y sus compañeros al salir al terreno de juego.

Sin embargo, la experiencia de la Supercopa de la UEFA en Gales no comenzó y terminó con la llegada y la salida de los campeones de la UEFA Champions League y de la UEFA Europa League. Durante todo agosto, los tres prestigiosos trofeos han recorrido el Principado, permitiendo a jóvenes de todas las esquinas de Gales tomarse fotos con las copas por las que los mejores futbolistas del mundo compiten año tras año. Durante el curso de este tour de dos semanas, miles de niños y familias han posado, han sonreído y se han fotografiado con los trofeos, convirtiéndose en parte de evento.

En los días previos al encuentro, la atención se centró en la capital galesa y los cambios que se llevaron a cabo en el exterior del Cardiff City Stadium ayudaron a generar grandes expectativas en la ciudad. De por sí una localidad cosmopolita, Cardiff recibió a los aficionados del Real Madrid y del Sevilla en sus bares y restaurantes, y el ambiente de fiesta creado por la armada española fue el aperitivo ideal, a modo de tapa, previo a la gran cena del martes por la noche, una noche que ni siquiera la lluvia pudo arruinar.

Organizar y acoger un evento nunca es una tarea fácil, pero la meticulosa preparación de la Federación Galesa de Fútbol (FAW) junto a la UEFA a lo largo de doce meses aseguró que el evento fuera un éxito rotundo. "Es uno de los honores más grandes que se le ha concedido a Gales", apuntó el presidente de la FAW Trefor Lloyd Hughes. La federación no esconde su orgullo por haber llevado a cabo un exitoso evento que además garantiza un legado a largo plazo del que Gales podrá beneficiarse los próximos años.

Cardiff y Gales ya se sienten orgullosos y los dos goles de Cristiano Ronaldo en la final fueron la culminación perfecta a un año de exhaustivas preparaciones. El éxito de Bale sobre el campo significa que es también un momento emocionante para el fútbol galés, con el legado por haber acogido la Supercopa de la UEFA siendo otra de las razones para que el fútbol local se sienta orgulloso. "Ya sean los medios de comunicación o la gente de la calle, cuando se organiza un gran evento aquí siempre hay alguna queja. Pero no es este caso", concluyó el Western Mail.

Arriba