"Es difícil ganar cualquier título"

El Barcelona conquistó este martes su quinta Supercopa de la UEFA y se tomó la revancha de lo ocurrido ante el Sevilla en Mónaco. Ambos técnicos analizaron el choque.

• Luis Enrique se mostró aliviado, pero quiso analizar los motivos para pasar del 4-1 al 4-4
Unai Emery destacó estar "orgulloso del equipo" pese a la dureza de la derrota
Emery prometió encontrar la manera de parar a Messi, ya que como técnico sigue sin ganar al Barça

©Getty Images

Luis Enrique, entrenador del Barcelona
Es difícil ganar cualquier título y este partido se dio así. Este encuentro fue realmente difícil para nosotros desde el inicio, comenzamos por detrás, pero dimos la vuelta ante un rival muy complicado. Fue realmente duro. Estamos muy felices porque el trofeo es para nosotros, nuestros jugadores y aficionados. El Sevilla reaccionó muy bien, ahora tenemos que pensar en la Supercopa de España [ante el Athletic Club, el viernes y lunes].

Es evidente que cuando vas ganando 4-1 el rival no tiene nada que perder. Lo que sí debemos hacer es analizar lo que pasó después de eso y cómo volvieron al partido, con un penalti y algunos movimientos por las bandas. Sucedió cuando íbamos ganando 0-2 en Sevilla [en la pasada edición de Liga] y ellos empataron. La gente cree que el Barça tiene que ganar automáticamente, pero no es el caso. Tenemos que estar orgullosos de estos jugadores.

Pedro tuvo algunos problemas con su abductor y ya saben sobre la situación actual, así que elegí al hombre que pensé que estaría en mejores circunstancias [Rafinha de inicio] y haría lo mismo de nuevo si tuviera que repetirlo. Entiendo por qué estás interesado [en la situación de Pedro], pero no voy a decir nada al respecto.

Tuvimos que hacer un largo camino, pero tuvimos muy buena afición y un campo muy bueno. Nos quedamos muy contentos con la acogida y la organización, ¡y cuando ganas estás incluso más feliz por ello!

©AFP/Getty Images

Unai Emery, entrenador del Sevilla
Cuando el marcador estaba 4-1, nuestras expectativas eran pobres, por lo que el mensaje era simplemente que teníamos que esforzarnos para competir contra el tiempo, que en este caso fue de 120 minutos. Primero marcas con un 4-1 y con el 4-2 ya estás más cerca. Mi objetivo era ayudar a algunos jugadores cansados y meter en el campo a jugadores que aportaran soluciones. Con 4-3 ya estábamos más cerca. Mi equipo veía la luz, había opciones. Marcamos el 4-4 y empatamos.

Si hemos dado el paso de llegar a la Champions League y a esta Supercopa de la UEFA tenemos que retarnos y crecer para competir con estos grandes equipos y ver hacia donde podemos llegar. Esta noche hemos dado un paso adelante. Incluso esta derrota nos hace estar orgullosos del equipo, porque hemos estado presentes. Lo decíamos al principio, lo peor habría sido no identificar al equipo, y lo hemos
hecho.

Quiero felicitar a Leo Messi también por su habilidad para jugar al más alto nivel con el Barcelona, y la consistencia es que gana estos títulos. Hay una enorme cantidad de trabajo detrás de él. Todo el mundo tiene un papel y él marca la diferencia. ¿Podremos pararle la próxima vez? ¡Lo intentaremos!

Arriba