La página web oficial del fútbol europeo

Puntos de conversación

Puntos de conversación
El spray fue usado durante la fase final ©Domenic Aquilina

Puntos de conversación

Goles de cabeza
La cuestión de los goles de cabeza se convirtió en noticia de primera plana en la UEFA EURO 2012, donde representaron el 29 por ciento del total del torneo. La sorprendente estadística ha proporcionado un punto de referencia para la comparación con los torneos posteriores y, en el Campeonato de Europa Sub-17 de 2013 en Eslovaquia, uno de los rasgos notables fue que sólo dos goles (de 24) fueron de cabeza.

Se traduce en un menor número de tarjetas amarillas y un mayor respeto por el árbitro y las reglas del juego, pero podría haber sido un poco más rápido
Ginés Meléndez, miembro del equipo técnico de la UEFA

Esta tendencia fue perpetuada en Malta, donde, a pesar de que la cuenta goleadora en el torneo final prácticamente se duplicó, sólo hubo tres goles de cabeza. Scott Wright hizo así el tanto ganador de Escocia contra Alemania, Fatih Aktay anotó de otro testarazo en el 2-3 de Turquía ante Holanda, y en un córner en corto Dani van der marcó de cabeza en la victoria por 2-0 de Holanda frente a Inglaterra en el último partido del grupo. Curiosamente, los dos últimos fueron anotados por sustitutos pocos segundos después de entrar al terreno de juego.

Sin embargo, no hay necesidad de darle una perspectiva negativa a esa estadística. La característica dominante de la fase final del torneo fue el juego de posesión, ejemplificada por los dos equipos que disputaron la final. Tanto Holanda como Inglaterra eran más susceptibles de crear peligro a través de sus extremos, que generalmente preferían tirar diagonales en lugar de intentar llegar a la línea de fondo para centrar. Lo mismo se podría aplicar a la forma de actuar de los portugueses, con extremos que trataban de poner centros bajos o hacer el uno contra uno para llegar a la línea de fondo y centrar hacia atrás.

©Domenic Aquilina

El escocés Scott Wright marcó de cabeza

El extremadamente bajo coeficiente de goles de cabeza en las dos últimas fases finales, por lo tanto, da lugar a un punto de debate interesante. Mientras la habilidad con el remate de cabeza sigue siendo un requisito previo para los defensas centrales, ¿está siendo un arte descuidado entre los atacantes? A pesar de que puede que el juego se vaya alejando de la vieja receta de centro y remate, ¿se debe seguir trabajando en las categorías inferiores el juego aéreo?

Nuevos temas
Una de las nuevas características de la fase final del torneo en Malta fue el uso experimental del aerosol por los árbitros para marcar las posiciones de la pelota y la barrera defensiva en las jugadas a balón parado. La pulverización produce marcas blancas que desaparecen a los pocos minutos. Los seleccionadores en Malta aprobaron por unanimidad el experimento. "Fue positivo porque hizo más fácil para los árbitros el concentrarse en otras cosas", dijo el preparador de Turquía Hakan Tecimer. El portugués Emilio Peixe agregó: "Creo que ayudó a ganar un mayor respeto por el árbitro". Ginés Meléndez, miembro del equipo técnico de la UEFA en el torneo, dijo: "Se traduce en un menor número de tarjetas amarillas y un mayor respeto por el árbitro y las reglas del juego, pero podría haber sido un poco más rápido".

Este último punto fue repetido por muchos de los entrenadores. El árbitro lleva la lata en una funda, pero no siempre fueron rápidos al utilizarlo. Se procede, en primer lugar, a marcar la posición cuando el beneficiario tiene que colocar la bola, y se comentó que en ocasiones el uso del spray evitaba que el beneficiario sacara rápido la falta.

El árbitro luego medía la distancia y marcaba una línea para determinar la posición de la barrera defensiva. Hay que decir que una de las características positivas del torneo en Malta fue que no hubo una gran cantidad de tiros libres en las zonas donde se requiere una barrera defensiva. Pero, en uno de los partidos de la fase de grupos, los tiempos de dos de estos casos revelaron que el procedimiento, desde un pitido a otro, duró 53 y 51 segundos respectivamente. Las jugadas siguientes llevaron el promedio a algo más de 40 segundos.

El punto de debate aquí es si esta cifra es realmente excesiva. Como estadística independiente, puede parecer lento. Pero, ¿realmente es un proceso más largo que cuando el árbitro tenía que hacer todo a la manera tradicional y evitar que la barrera se adelantara?

©Sportsfile

Hubo parones para beber agua en Malta

El tema, evidentemente, será seguido a nivel administrativo y deportivo. Pero es legítimo dejar constancia de que los informes de los entrenadores y árbitros en el torneo en Malta fueron altamente positivos. Así fue la reacción a la decisión de los árbitros para hacer uso de un parón natural en el juego (antes de una falta, un saque de banda, una lesión o un cambio) para dar a los jugadores un 'descanso de agua' mediada cada una de las dos partes.

Aun así, las temperaturas en Malta no eran excesivas. De hecho, no había necesidad de parones para beber agua las noches de frío, a veces lluviosas, en las que se jugaron los partidos de la fase final. Pero esto es a menudo un problema cuando los torneos juveniles se juegan en los climas del sur y donde las preocupaciones sobre el bienestar de los jugadores son de suma importancia. Durante la fase de grupos, muchos partidos dieron inicio a las 11:00, 11:15 o 15:15, hora local, lo que significa que los jugadores fueron expuestos al sol casi en su cenit.

Un punto de debate es en qué medida los parones para beber agua deben ser explotados como oportunidades para redirigir al equipo. Los entrenadores en Malta eran muy conscientes de que, en torno a la marca de 20 minutos, el árbitro haría un gesto hacia la línea de banda y les proporcionaría el equivalente de un 'tiempo muerto'. En otras palabras, se les daba dos oportunidades de corregir errores, además del tradicional descanso.

El spray y el agua se suman a otro tema de conversación. Durante el partido en el que el procedimiento del aerosol para dos tiros libres sumó 1m 44segs, los parones para beber agua eran de dos minutos en la primera mitad y 94 segundos en la otra. Al final de la segunda mitad, el árbitro dio cuatro minutos de tiempo añadido, de los cuales todos menos 42 segundos fueron consumidos por el descanso para beber agua y los dos tiros libres. El punto aquí de debate es si el 'procedimiento de pulverización' debe ser considerado como una parte natural del juego o como un "parón" que debe reflejarse en la cantidad total de tiempo que añade a la duración de cada tiempo. 

Regalo de cumpleaños; ¿cumpleaños en el futuro?
Para los lectores que han echado un vistazo a los informes técnicos de los torneos anteriores, las siguientes líneas les pondrían resultar una experiencia tan familiar como apagar las velas de una tarta de cumpleaños. Este acontecimiento es un hecho anual. El hecho inevitable es que la oportunidad de adquirir una experiencia internacional a este nivel de edad, o la falta de ella, se han convertido en un eterno punto de conversación.

El debate se centra en la fecha de nacimiento de los 144 jugadores que comenzaron el torneo en Malta. En Eslovaquia, a principios de años, el 29 por ciento de los jugadores habían nacido en enero o febrero. En 2014, ese porcentaje aumentó un 32 por ciento. En otras palabras, casi un tercio de los jugadores cumplen los años en el primer semestre del año.

©Daniel Balzan

El maltés Aidan Friggieri nació en 1998

En Malta, 62 jugadores (42 por ciento) nacieron entre enero y marzo de 1997, con los futbolistas que cumplen 17 años haciéndolo en abril. No menos de once jugadores de la selección alemana y diez de Portugal lo hicieron durante el primer trimestre de 1997; a éstos les siguen Inglaterra (nueve), Holanda y Turquía (ambas con ocho). Once jugadores los cumplirán pasado 1997, siendo ellos los tres porteros y cinco futbolistas del combinado de Malta. Las selección inglesa, alemana y turca estuvieron formadas por jugadores nacidos en 1997.

Pero el punto para la discusión es que la fase final del torneo ofreció sólo once jugadores nacidos durante los pasados tres meses del año. Un 7,6 por ciento del total. Las plantillas alemanas y portuguesas no incluyen a ningún jugador nacido entre octubre y diciembre. Teniendo en cuenta la naturaleza en curso de este argumento, pueden surgir de nuevo preguntas. ¿Qué más se puede hacer para ofrecer oportunidades igualitarias para ganar experiencia internacional en este nivel? ¿La pérdida del talento en el juego tiene que ver con las fechas de nacimiento? ¿Influye en el talento la fecha de nacimiento de los jugadores?

https://es.uefa.com/under17/season=2014/technical-report/talking-points/index.html#puntos+conversacion