UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

"Un momento muy importante" en su carrera

Aleksei Kulbakov, el árbitro de la final, ha calificado así la gran cita del Campeonato de Europa Sub-19 de la UEFA que dirigirá este jueves entre Francia y Serbia.

Los oficiales de la gran final del Europeo sub-19, liderados por Aleksei Kulbakov
Los oficiales de la gran final del Europeo sub-19, liderados por Aleksei Kulbakov ©Sportsfile

Aleksei Kulbakov ha calificado como "un momento muy importante" en su carrera la gran final del Campeonato de Europa Sub-19 de la UEFA que dirigió este jueves entre Francia y Serbia.

Concentrado de cara a la gran cita de Marijampole, el bielorruso expresó su gratitud después de ser elegido para arbitrar este encuentro, un orgullo que también comparte el resto de su equipo arbitral (los asistentes Dermot Broughton de la República de Irlanda y Leif Eric Opland de Noruega, además del cuarto árbitro, el alemán Felix Zwayer)

"Ser parte del equipo arbitral junto con Dermot, Eric y Felix es un honor y un gran placer. Es un momento muy importante en nuestras carreras arbitrales. Cada árbitro aquí en el torneo formamos un gran grupo. Éramos de países de toda Europa, pero sólo hablábamos un idioma, el idioma del fútbol", comentó Kulbakov a UEFA.com.

Desde su base en Kaunas, todos los oficiales en Lituania han recibido diariamente sesiones informativas y de entrenamiento físico que han formado parte de un importante proceso de aprendizaje durante la fase final. "Estas últimas dos semanas hemos trabajado de forma muy profesional y profunda mientras intentamos mejorar como personas y como árbitros", confesó Kulbakov.

"Tuvimos excelentes entrenamientos físicos y prácticos con nuestro entrenador mientras recibíamos análisis muy informativos de nuestros observadores. Discutimos muchas situaciones sobre la lectura del juego. Ahora puedo coger esta información y llevarla a casa para compartirlas con mis colegas de arbitraje en Bielorrusia".

Aceptando que el nivel de juego en esta fase final ha sido particularmente alto, Kulbakov comentó que los jugadores y el público lituano se habían combinado para crear un evento deportivo único de cálida atmósfera.

"Obviamente los jugadores aquí tienen sobre 19 años, así que uno puede ver que muchos de ellos serán estrellas de la UEFA Champions League en un futuro", explicó el árbitro. "También hemos visto muchos espectadores, incluso cuando Lituania no estaba jugando, lo que demuestra el interés que ha habido en el torneo. Éste es un país bonito donde la gente siempre está dispuesto a ayudar".

Después de haber estudiado meticulosamente el empate a uno de los dos equipos finalistas en la fase de grupos, Kulbakov aclaró que el equipo de oficiales esperaba un partido distinto. "Ésta es una final y, como tal, es un partido especial. Hemos visto el partido anterior entre ambos equipos y nos hemos dado de que no será igual. Sólo queremos concentrarnos y estar preparados para cualquier eventualidad que pueda surgir".