Laporte no quiere excusas

Tras capitanear a Francia hasta la final, el central galo le pide a su equipo que "lo dé todo y que no deje escapar la oportunidad" en Marijampole.

Aymeric Laporte, capitán de Francia, antes de la final
©Sportsfile

El capitán de Francia Aymeric Laporte ha declarado que su selección "no tiene excusas" para no culminar con éxito dos años de preparación antes de la final del Campeonato de Europa Sub-19 de la UEFA ante Serbia.

El central ha sido el cimiento sobre el que se ha construido el equipo que ha llegado a la final de Lituania, ya que ha jugado todos los minutos del torneo y ahora solo 90 le separan del título sub-19. Laporte tiene claro lo que hay que hacer. "Les diré a los jugadores que tienen que darlo todo cada minuto. No podemos dejar escapar la oportunidad, tenemos que dar el 100%, o el 200%. Cuando un partido acaba no puedes poner excusas, hay que dar el máximo. Si el rival es mejor, no hay nada que puedas hacer, pero tienes que hacer todo lo que esté en tu mano", comentó a UEFA.com.

El rival en Marijampole será una selección de Serbia con la que Francia empató a uno en la última jornada del Grupo B. "Será un partido duro, ya vimos de primera mano que son un buen equipo y tenemos ganas de volver a jugar contra ellos. Su ataque es muy rápido y necesitaremos tener cuidado con eso, pero daremos lo máximo", comentó Laporte.

"No pienso que Serbia vaya a hacer el mismo partido que hizo en la fase de grupos. Sabíamos que un empate nos valía para clasificarnos y a ellos para acabar primeros de grupo, así que la perspectiva era diferente. Empezamos bien, pero cuando llegó el cansancio los dos equipos acabamos dando por bueno el empate", añadió el central.

La defensa de Francia se encuentra en buena forma tras haber eliminado a España en las semifinales, un resultado que le dio a Laporte, jugador del Athletic Club desde 2009, un placer particular. "Realmente quería ganar ese partido, especialmente porque mis amigos en España ya tenían algo en mente para hacerme si perdíamos. Más allá, quería demostrar que Francia es capaz de hacer cosas buenas, como la selección sub-20 que acaba de ganar la Copa del Mundo. España no tuvo muchas oportunidades, nos replegamos a jugamos muy bien", afirmó.

Laporte comentó en varias oportunidades que la selección gala debe dejar buena cuenta de sí misma en la final. "Queremos dejar arriba al fútbol francés, realmente nos importa eso. Como equipo ganador sería increíble porque hemos estado trabajando para ello los últimos dos años. Ahora tenemos la oportunidad de llevar el trofeo de vuelta a Francia", explicó el defensor.

De resultar campeona la selección de Francis Smerecki, Laporte seguirá los pasos de Younès Kaboul y Gueïda Fofana, capitanes de Francia en 2005 y 2010 respectivamente, a la hora de levantar el trofeo, por lo que admite que es una motivación extra. "Le pedí a mis padres que viajasen para el partido desde Francia porque quiero compartir este momento con ellos. Quiero agradecerle al entrenador por darme la oportunidad de ser el capitán de esta selección; él ha confiado en mí en los últimos dos años en los que he llevado el brazalete. Levantar un título tan prestigioso como éste es una alegría que nunca he experimentado y que me daría una gran satisfacción", concluyó.

Anexo

Arriba