"Una competición maravillosa y emocionante"

El presidente del Comité de Fútbol Juvenil y Amateur de la UEFA, Jim Boyce, alabó el campeonato que arrancará en julio en Hungría: "Será un maravilloso torneo".

Jim Boyce, en el sorteo del Campeonato de Europa Sub-19 de la UEFA en Felcsut
©MLSZ

El 14º Campeonato de Europa Sub-19 de la UEFA será la oportunidad de "devolver a casa algunos recuerdos eternos".

Jim Boyce, presidente del Comité de Fútbol Juvenil y Amateur de la UEFA, ayudó a conducir el sorteo en Felcsut y no tardó en dar las gracias a todos los involucrados en la organización del torneo de julio antes de desear a los participantes la mejor de las suertes. "Esta noche todo se centra en los equipos que se han clasificado para esta fase final. Felicidades a todos los países que están aquí. Tenemos algunos de los países más pequeños y algunos de los más grandes, y esto es lo que hará una competición maravillosa y emocionante".

"He dicho muchas veces que el fútbol es un deporte que une a la gente", añadió Boyce. "Aquí, una vez más, veremos a compañeros que probablemente nunca habían soñado la oportunidad de jugar al fútbol contra rivales de varios países, la ocasión de encontrar nuevos amigos. Sólo puede haber un ganador, pero lo más importante es que los jóvenes jugadores que estarán aquí van a mirar atrás después de hacer nuevas amistades y de llevarse a casa algunos recuerdos eternos de este hermoso país húngaro. Estoy seguro de que será un maravilloso torneo".

Sándor Berzi, vicepresidente de la Federación de Fútbol de Hungría (MLSZ) y vicepresidente del Comité de Control y Disciplina de la UEFA, habló de la emoción que la fase final generará entre los aficionados. "Es una causa de celebración para toda la comunidad de fútbol húngaro que los mejores jugadores jóvenes de la familia del fútbol europeo vayan a estar aquí, los futbolista que, en un futuro cercano, serán las estrellas del mañana. Estaremos felices de escuchar sus nombres en el futuro durante sus carreras".

El embajador del torneo Kálmán Mészöly también se mostró seguro de que el espectáculo emocionará a los espectadores húngaros, que no celebra un torneo masculino de la UEFA desde el Campeonato de Europa Sub-18 de 1990. "Para los aficionados puedo prometer emocionantes y grandes partidos, con nuevas estrellas y muchos goles. Como anfitrión, permítanme decir que espero los mejores resultados para el fútbol húngaro".

Arriba