Morata derriba la muralla rusa

España - Rusia 1-0
La vigente campeona arrancó con victoria gracias a un gol en los últimos minutos del delantero del Real Madrid.

Morata derriba la muralla rusa
©UEFA.com

La selección española no defraudó en su debut en el Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA y se llevó los tres puntos ante un sólida Rusia gracias a un gol en la recta final del partido de Álvaro Morata. Isco dejó destellos de su calidad pese a contar durante el primer acto con un marcaje individual y Thiago Alcántara fue el alma del equipo de Julen Lopetegui durante los 90 minutos.

El seleccionador ruso Nikolai Pisarev tomó dos decisiones de inicio: dejar que su rival llevase el peso del encuentro y poner a un hombre cubriendo a todo el campo a Isco. La segunda variante, certificación de que el jugador del Málaga CF es considerado una estrella mundial tras su gran UEFA Champions League 2012/13, provocó que Asier Illarramendi y Thiago Alcántara tuvieran que multiplicarse en la creación.

La primera gran ocasión llegó cuando Iker Muniain se inventó un pase bombeado para dejar sólo a Martín Montoya dentro del área, pero el carrilero del FC Barcelona cruzó demasiado en el minuto 10. En el posterior saque de esquina, Marc Bartra cabeceó alto. Mientras Tsallagov no dejaba tranquilo a Isco (que levantó al público con una ruleta para zafarse de dos), la zona de creación de la vigente campeona sub-21 no terminaba de engrasarse. El susto de los rusos se produjo tras un balón largo que Pavel Yakovlev controló con el pecho en el 37' y casi sorprende a David de Gea con la vaselina lejana.

En el inicio del segundo acto, la marca de Tsallagov sobre Isco desapareció y el andaluz fue clave en dos llegdas en los primeros cinco minutos de la reanudación. Marc Bartra condujo hasta campo contrario, abrió al cerebro del Málaga y éste asistió a Rodrigo, que mandó su testarazo desviado. Acto seguido, Isco encaró a su marcador en el lateral del área, le dribló ante la admiración del Teddy Stadium y vio de nuevo como el punta del SL Benfica fallaba con la cabeza.

La fruta se estaba madurando, pero no terminó de caer en el cesto de los de Julen Lopetegui merced al orden inamovible de los chicos de Pisarev, que introdujeron a Maksim Kanunnikov en punta sin efecto alguno. Álvaro Morata, que jugaba su primer partido en categoría sub-21, se unió a Rodrigo arriba en el tramo final e iba a ser definitiva la participación del delantero del Real Madrid CF en el devenir del choque. En el minuto 82 un gran centro de Thiago iba a permitir un buen remate de cabeza del ariete madrileño que se iba a traducir en el 1-0.

España inicia la fase de grupos del Europeo sub-21 con una victoria importantísima que allana su camino para pasar a semifinales. El domingo deberá lidiar con Alemania a partir de las 20:30 HEC en el Estadio Municipal de Netanya con el objetivo sumar tres puntos más que le hagan poner pie y medio en la antesala de la final.

Arriba