El rodillo sigue su camino

España - Holanda 3-0
La selección logró la primera plaza del Grupo B con un Isco inspiradísimo y se medirá a Noruega en semifinales.

El rodillo sigue su camino
©UEFA.com

España logró la primera plaza del Grupo B del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA al derrotar en el decisivo tercer partido a Holanda en el Ha Moshava de Petah Tikva por 3-0 gracias a los goles de Álvaro Morata e Isco en la primera mitad y al tanto de Álvaro Vázquez en el 91', y que sirvieron para superar a su rival, que con seis puntos comandaba la sección antes del pitido inicial gracias a la diferencia de goles. El combinado de Julen Lopetegui se medirá en semifinales a Noruega, segunda del Grupo A, el sábado con el objetivo de su segunda final continental consecutiva.

A pesar de que el liderato estaba en juego, tanto el seleccionador español como su homónimo Cor Pot apostaron por onces con muchas novedades, siete en la vigente campeona y la totalidad en su rival. Fue precisamente un no titular, Morata, el que desniveló la balanza. El delantero del Real Madrid CF sumaba los dos tantos de España en la fase final, y además los había hecho en 44 minutos, y esperó 26 más para celebrar el 1-0. Isco vio el desmarque del espigado ariete, el central Mike van der Hoorn cortó, pero el esférico le cayó a Pablo Sarabia, que a placer asistió a Morata.

Holanda, la selección con más goles anotados en Israel, ocho, también se convirtió en la clasificada a semifinales con más tantos recibidos cuando Isco volvió a hacer magia. El centrocampista del Málaga CF realizó un control sublime, pase de Iker Muniain, se plantó en el área y no tembló para superar a Marco Bizot. Una obra maestra. Holanda pudo ponerse por delante gracias a un voluntarioso y enérgico Florian Jozefzoon, y también en un balón suelto que el central Van der Hoorn tuvo a placer. Apareció David de Gea para sacar un pie milagroso. 

El segundo tiempo sirvió para presenciar un choque más abierto, aunque el marcador no se movió hasta el tiempo de descuento. Holanda buscó recortar diferencias, pero el área de De Gea siguió inexpugnable, aunque tuvo que emplearse a fondo con una falta que ejecutó desde más de 35 metros Memphis Depay, que rozó el meta del Manchester United FC para terminar estrellándose en el larguero. Ya en los últimos minutos, Danny Hoesen mandó otro balón al travesaño pero fue España, por mediación de Álvaro Vázquez a pase de Pablo Sarabia, la que selló el triunfo con el definitivo 3-0. 

El centrocampista Ignacio Camacho dejó el terreno unos minutos después de sufrir un golpe en su tobillo izquierdo, Álvaro Vázquez debutó (muy voluntarioso y con gol) sustituyendo a un ovacionado Isco, y también el defensa Marc Muniesa disputó sus primeros minutos en la fase final. Todo el grupo de Julen Lopetegui celebró la primera plaza del Grupo B para medirse a Noruega en semifinales, que ya son 24 partidos oficiales sin perder y que el casillero de goles en contra está a cero.

Arriba