Exhibición española y a la final

España - Noruega 3-0
Rodrigo, Isco y Morata marcaron para colocar a España en la gran cita del Europeo sub-21 del martes, cuando intentará revalidar el título de 2011.

Exhibición española y a la final
Exhibición española y a la final ©UEFA.com

España sigue su camino perfecto en el Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA 2013 y disputará la final de la cita israelí tras derrotar a Noruega por 3-0 gracias a un tanto de Rodrigo, a una obra de arte de Isco y  a una nueva diana de Álvaro Morata, que no falló en su cita con el gol. Los pupilos de Julen Lopetegui siguen sin recibir un gol y ya están a un paso de revalidar la corona lograda hace dos años en Dinamarca.

La vigente campeona continental tuvo que aplicar en semifinales ante Noruega la misma receta que ya usara en la fase de grupos contra Rusia, Alemania y Holanda. Tener el balón y mimarlo hasta que surgiese la grieta en la zaga nórdica. Lejos de desesperar ante un Orjan Nyland Haskjold muy inspirado en la portería noruega, Isco volvió a sacar la barita para surtir a sus compañeros de opciones ante el marco contrario.

Ya a los ocho minutos, el del Málaga CF se aprovechó de un servicio de Alberto Moreno para recortar a dos rivales al mismo tiempo y efectuar un disparo que se fue muy cerca del poste.

Antes de los 25' de juego, el de Benalmádena generó otras tres situaciones más que pudieron acabar suponiendo el 1-0. Y justo en ese instante, Alberto Moreno voleó desde fuera del área, sacó con esfuerzo el portero y Rodrigo en segunda instancia se volvió a encontrar con la manopla del jugador del Molde FK para que el balón acabase en el poste. Noruega decidió esperar atrás poblando la medular con cinco hombres, pero ni en esa situación pudo alejar a España de su área.

Cuando quedaban segundos para el descanso, Martín Montoya puso un centro en segunda jugada tras el córner, Bartra lo peleó y Rodrigo sacó su instinto para desnivelar cruzando el esférico. 15 goles en 15 partidos para el máximo goleador en la historia de la selección sub-21.

El segundo acto permitió ver al máximo goleador de la competición, Álvaro Morata, mientras que Noruega se adelantó unos metros en busca de la prórroga ganando la posesión y Marcus Pedersen estuvo muy cerca con un tiro que acabó milagrosamente en córner. El capitán Stefan Strandberg gozó de un cabezazo peligroso y de un remate desde el corazón del área cuando el partido agonizaba.

Pero a falta de tres minutos surgió la guinda al partido y la sentencia española. Isco recogió un balón en la frontal y tiró un recorte para pisar área, donde realizó un fantástico recurso con el exterior de su bota que batió al guardameta para hacer el segundo tanto. Una maravilla. Ya en el descuento, Morata dejó patente una vez más el idilio que vive en este torneo y volvió a marcar, esta vez con un gran disparo sin ángulo desde la línea de fondo.

España sigue sin recibir gol en sus cuatro partidos en la fase final de Israel (David de Gea ha recibido ocho en sus 23 encuentros oficiales, con 20 victorias y tres empates) y el martes opta a revalidar su título sub-21 y a conseguir la cuarta corona continental con otra generación de ensueño.

Arriba