UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El sueño olímpico de Hrubesch se hace realidad

El lema de la selección de Alemania habla de cumplir los sueños de infancia, y eso es precisamente lo que ha logrado el seleccionador sub-21 del combinado germano al conseguir el billete para Río.

Los jugadores de Horst Hrubesch han hecho realidad el sueño olímpico de su seleccionador
Los jugadores de Horst Hrubesch han hecho realidad el sueño olímpico de su seleccionador ©Getty Images

Para un país con tanta tradición futbolística como Alemania, su ausencia en los Juegos Olímpicos desde 1988 puede ser una sorpresa. Sin embargo, terminar con esa larga espera al clasificarse para las semifinales del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA este martes por la noche significa mucho más que el final de esa mala racha. 

"Para todos nosotros, fue enormemente importante alcanzar los Juegos Olímpicos. Queríamos lograrlo a toda costa por nuestro entrenador, que está deseando tomar parte en Río. Nunca ha participado en unos Juegos Olímpicos y estamos muy felices de haber podido cumplir este objetivo por él", explicó el centrocampista Nico Schulz.

Los sentimientos de Schulz fueron reiterados por todo el equipo tras el 1-1 del martes frente a la República Checa, que aseguró su presencia en Río de Janeiro el próximo verano.

Horst Hrubesch, conocido como 'Hotte', admitió previamente que está un poco cansado con la etiqueta de 'figura paterna' por parte de sus jugadores, pero el orgullo del equipo es el cumplimiento del seleccionador de 64 años, y eso lo dice todo respecto a su relación. El lema de Alemania durante el torneo, que es 'Lebe Deinen Kindheitstraum' (Vive tu Sueño de Infancia), ha llegado a buen término.

Highlights: Czech Republic 1-1 Germany

Los pequeños detalles de su hotel, como una réplica de la estatua del Cristo Redentor que predomina en el horizonte de la ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos han servido como motivación para llegar tan lejos. Aunque aún queda poco más de un año para los Juegos Olímpicos de Brasil, el capitán Kevin Volland recordó a todo el mundo: "El entrenador es el único que seguro que irá". 

Hrubesch habló sobre su pasión por los Juegos Olímpicos antes del partido ante la República Checa: "Podría hablar 30 minutos sólo sobre los Juegos". Ahora será capaz de dar un toque de la experiencia profesional cuando lleguen los Juegos, después de que sus jugadores hicieran su sueño de infancia realidad. Y no hay nadie, ni en la concentración, ni en los medios de comunicación, ni entre los aficionados del fútbol alemán, que no se sienta feliz por él.