UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Can habla sobre la "vergonzosa" eliminación

"Podríamos jugar 100 partidos y nunca volveríamos a hacer un encuentro como este", apuntaba el jugador alemán tras la contundente derrota por 5-0 ante Portugal en semifinales.

Los jugadores alemanes, decepcionados tras la eliminación del Europeo sub-21
Los jugadores alemanes, decepcionados tras la eliminación del Europeo sub-21 ©Getty Images

"Podríamos jugar 100 partidos y nunca volveríamos a hacer un encuentro como este", apuntaba Emre Can tras perder por 5-0 ante Portugal en las semifinales del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA.

La derrota más contundente de Alemania en categoría sub-21, fase de clasificación incluida, fue sin duda un duro revés para el equipo de Horst Hrubesch. El conjunto germano no había caído en ninguno de los partidos de la fase de grupos pero ante Portugal prácticamente no pudo hacer nada.

El centrocampista del Liverpool FC Can, hablando en exclusiva para UEFA.com, se mostró algo sorprendido e intentó buscar una explicación a lo sucedido el sábado por la noche. Describió lo ocurrido como "una noche negra para Alemania", habló de una "gran decepción" y en cuanto a identificar el culpable, no miró muy lejos: "He hablado mucho de este torneo, tenía muchas ganas de ganar el título. No sé el motivo pero por alguna razón creo que no he estado a mi mejor nivel. Si soy sincero, es simplemente vergonzoso". 

Resumen: Portugal - Alemania 5-0
Resumen: Portugal - Alemania 5-0

Después de haber conseguido la clasificación para los Juegos Olímpicos por primera vez desde 1988, quizás Alemania fue demasiado cautelosa en la primera mitad. Hrubesch admitió que su equipo había "perdido en las situaciones de uno contra uno desde el inicio" y con Portugal marcando tres goles antes del descanso, parecía que el partido estaba ya decidido.

El conjunto de Rui Jorge supo llevar el ritmo del partido y tenía a la selección alemana constantemente corriendo tras sus bonitas combinaciones pero fue la falta de agresividad lo que Can subraya como el motivo principal de la derrota de Alemania.

"Desde el primer minuto no hemos sido capaces de encontrar nuestro ritmo. Nuestra cabeza no estaba allí pero las excusas y las disculpas no sirven para nada", comentó el jugador de 21 años. En el caso de Can ni siquiera saber que podría disputar el torneo de 2017, en la que sería su tercera participación, es motivo de consolación.

Para un equipo que para muchos era uno de los grandes favoritos antes del torneo, parece que Alemania no ha mostrado la regularidad necesaria en una fase final. Algunos jugadores han superado las expectativas puestas en ellos, como es el caso del lateral Christian Günter o del centrocampista Joshua Kimmich, pero otros no han causado el impacto esperado, como es el caso de Max Meyer.

Tras marcharse del torneo antes de lo esperado, ahora es el seleccionador el que tiene que tratar de animar al equipo. Si se analiza su actuación desde un punto de vista más amplio, estas semifinales han sido solo las segundas en categoría sub-21 desde 1982, la otra fue en 2009 cuando ganó el título, sin olvidar que Alemania ha logrado su clasificación para los Juegos Olímpicos.

"Lo hemos hecho bien estos dos años. Estos jóvenes se beneficiarán de esta experiencia. Podíamos permitirnos algún traspié pero desafortunadamente lo hemos tenido esta tarde. Aun así, en conjunto, las cosas positivas ganan a las negativas", concluyó Hrubesch.