Los sub-21 brillan en el Mundial

Con seis futbolistas de la Alemania campeona en el sub-21 de 2009 integrando el combinad abosluto, los torneos juveniles europeos están formando el talento ideal en los jugadores.

Mesut Özil (Alemania)
Mesut Özil (Alemania) ©Getty Images

El brillo de Alemania superando a Australia por un 4-0 en su partido inaugural de la Copa del Mundo de la FIFA supuso una sorpresa para algunos. Con las lesiones perjudicando a ciertas figuras claves de Joachim Löw, el joven equipo que seleccionó fue considerado de calidad pero desconocido. Sin embargo, la confianza y el ataque ante los australianos despejaron las dudas sobre el potencial de Alemania.

Para muchos de los integrantes de la selección germana, ganar 4-0 en un torneo no es nada nuevo. Manuel Neuer, Mesut Özil, Sami Khedira y el sustituto Marko Marin impresionaron contra Australia un año después de haber logrado una goleada por 4-0 ante Inglaterra en la final del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA.

Özil fue designado jugador del partido en esa victoria y brilló de nuevo contra Australia, mientras Khedira, capitán de ese conjunto Sub-21, hizo olvidar la ausencia de Michael Ballack en el mediocampo alemán. Neuer apenas disputó su sexto encuentro con la absoluta, pero realizó una gran actuación, como era de esperar. Y esa que sólo concedió un gol en cinco partidos con Alemania durante el torneo de Suecia el año pasado.

En total, seis miembros del equipo alemán ganador del Campeonato Europeo Sub-21 han dado el salto al equipo mundialista, junto con el nuevo refuerzo del Manchester City FC, Jerôme Boateng y del Hamburger SV, Dennis Aogo, también involucrados. Si la confianza alemana sobre sus Sub-21 del 2009 es más pronunciada, no será el único equipo en recoger los beneficios del torneo del pasado verano.

En Inglaterra, James Milner, quién tuvo una temporada llena de progresión a nivel de clubes, tuvo su debut en partido del grupo C contra Estados Unidos, y el portero Joe Hart, héroe de Inglaterra en la semifinal del 2009 deteniendo el penalti ganador ante Suecia, está también en el el conjunto inglés.

Los otros tres equipos en la Copa Mundial de la FIFA que compitieron en las finales del Europeo Sub-21 del 2009, Italia, Serbia y España, también cuenta con varias figuras del torneo. Italia, derrotada por Alemania en la semifinal, tiene a Domenico Criscito, Claudio Marchisio y Salvatore Bocchetti; Gojko Kačar, Zoran Tošić e Ivan Obradović están con la selección de Serbia, mientras que Javi Martínez ha llegado a equipo de España.

Esta generación Sub-21 del 2009 no es la única representada en Sudáfrica. 12 naciones participantes también tienen estrellas emergentes que se vieron involucradas en la clasificación para el Campeonato Europeo Sub-21 del 2011 en Dinamarca.

Los Sub-21 de Alemania ahora tienen algunos problemas y son víctimas de su propio éxito. Thomas Müller, uno de los goleadores contra Australia, Holger Badstuber y Toni Kroos fueron todos subidos al equipo absoluto durante la fase de clasificación para el Europeo. Como consecuencia, Alemania a veces ha disminuido su nivel y eso se ha reflejado en sus resultados del Grupo 5, donde están separados de la República Checa por cinco puntos.

Además, Sotiris Ninis anotó un tanto vital para el líder del Grupo 9, Grecia, en un empate contra Inglaterra en septiembre y ahora está ayudando a su selección en el Mundial; Eren Derdiyok, también goleador en la fase de clasificación para el sub-21 en Suiza, está siendo pieza clave en los planes de Ottmar Hitzfeld en Sudáfrica, mientras Miroslav Stoch y Vladimír Weiss han hecho un trabajo destacado para Eslovaquia.

La prioridad para la mayoría de los sub-21, sin embargo, está en llegar a Dinamarca el próximo año y con el buen trabajo de Stevan Jovetić (Montenegro), Romelu Lukaku (Bélgica), Mario Balotelli (Italia) y Aaron Ramsey (Gales) entre los actuales, haciendo un nombre para sí mismos en la categoría Sub-21, la próxima generación está preparándose para dar el salto.

Arriba