España, finalista y olímpica

España - Bielorrusia 3-1 t.p. Los de Milla sufrieron para lograr la victoria, que llegó en la prórroga. La final sub-21 y los Juegos, asegurados.

Adrián López (España) ya suma cinco goles en el torneo
Adrián López (España) ya suma cinco goles en el torneo ©Getty Images

España logró con mucho sufrimiento los dos objetivos que se había marcado antes de comenzar el Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA: llegar a la final y clasificarse para los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Un gol de Adrián López en los últimos minutos metió a España en la prórroga, y una vez allí, el propio delantero del RC Deportivo La Coruña resultó decisivo al lograr el segundo. Jeffren hizo el 3-1 definitivo a siete minutos para el final del tiempo extra.

Una vez más Luis Milla repitió la alineación que está deleitando a propios y extraños durante el torneo danés. Por tercer partido consecutivo apostó por el mismo once mientras que su homólogo bielorruso, Georgi Kondratyev, tan sólo introdujo dos cambios con respecto al equipo que cayó por 3-0 ante Suiza. Salió del once Dmitri Baga, uno de los hombres que más estaba destacando, entrando el delantero Maksim Skavysh en su lugar, y volvió al once el sancionado Sergei Politevich.

La tónica habitual en los partidos que ha jugado España en este Europeo sub-21 empezó a tomar color a los cinco minutos de encuentro. Toque tras toque y mucho movimiento en los chicos de Milla. Bielorrusia, con diez hombres por detrás del balón, cerraba espacios como podía e intentaba contener las embestidas españolas en busca de alguna contra.

Para desatascar la situación apareció Juan Mata, que con un tiró colocado probó suerte sin éxito en el minuto 9. El jugador del Valencia CF se movía muy bien entre líneas y era uno de los hombres más difíciles de contener por parte de la defensa bielorrusa. Algo que también pasaba con Pavel Nekhaychik, uno de los pocos jugadores de la selección de Kondratyev que intentaba desafiar a los defensores españoles en el uno contra uno.

Los minutos pasaban y la estructura defensiva bielorrusa no se desmoronaba. Pocos espacios y muchas interrupciones impedían el juego fluido de España y la selección de Europa del Este se daba por contenta con ello. Menos conformista era Dídac Vilà, que percutía una y otra vez por su banda con la ayuda de Ander Herrera e Iker Muniain. Poco a poco los acercamientos españoles se hicieron más frecuentes, pero pocas veces desembocaban en ocasiones claras que pudieran romper el empate inicial.

Hubo que esperar hasta el minuto 32 para ver una excelente jugada por banda de Muniain que desembocó en un centro del navarro que remató de cabeza Ander para lucimiento del atento portero bielorruso Aleksandr Gutor. Pero la sorpresa de la primera parte estaba por llegar. Cuando todo indicaba que el partido se iba a marchar al descanso con empate a cero, un inofensivo saque de banda bielorruso fue peinado por Mikhail Sivakov hacia atrás y rematado acrobáticamente por Andrei Voronkov para poner a Bielorrusia por delante en el minuto 38.

Naturalmente España salió volcada en la segunda mitad, y nada más comenzar a punto estuvo Mata de empatar tras un buen centro de Martín Montoya desde la derecha. Y ese fue sólo el inicio del asedio. Con un Thiago Alcántara mucho más activo que en la primera mitad el equipo ganó profundidad y Mata y Adrián disfrutaron de otras dos buenas ocasiones antes de la hora de partido.

A punto de cumplirse la hora de partido el delantero del Deportivo falló un uno contra uno muy claro ante Gutor, y ese fue el momento elegido por Milla para dar un poco de aire al ataque español con la entrada de Diego Capel por Ander. El andaluz desplazó a Muniain a la derecha, aunque el asedio constante no frenó.

Pero el empate no llegaba y España siguió buscando recursos con la entrada de Jeffren Suárez por Muniain. El jugador del Athletic Club, agotado por el esfuerzo, dejó su sitio a un Jeffren que nada más tocar el césped intentó desbordar por su banda. Las prisas cada vez eran mayores y la desesperación empezó a desembocar en imprecisiones por parte española.

A la desesperada, Milla decidió dar entrada al delantero Bojan Krkić en lugar del central Álvaro Domínguez, buscando alguna genialidad del canterano del FC Barcelona. Y cuando parecía estar todo perdido para la dos veces campeona de Europa de la categoría, Jeffren llegó a linea de fondo y su centro desde la derecha lo remató de primeras Adrián (89') al fondo de la meta bielorrusa. Y en el 92' pudo completarse la remontada española, pero Bojan no acertó con un complicado remate. Con el 1-1 se llegó a la prórroga en Viiborg.

En el tiempo extra, España siguió con la tónica dominante, mientras que Bielorrusia se dedicaba casi exclusivamente a tareas defensivas. En el 98' Mata estuvo cerca de lograr el segundo para España, pero su disparo con la zurda se marchó alto. El jugador del Valencia fue uno de los que tiró de galones y asumió responsabilidades en los minutos de la verdad.

Lo mismo que Adrián, que consiguió su quinto tanto en el torneo al rematar en el 105' un buen centro de Capel desde la izquierda. España, que en el 88' estaba eliminada del torneo, estaba a 15 minutos de meterse en la final y asegurar su presencia en Londres 2012. Los bielorrusos, agotados física y moralmente, no inquietaron la meta de De Gea en la segunda parte de la prórroga, y España estará en la final del sábado. Por si había dudas, Jeffren se encargó de certificarlo con un golazo en el 113'.

Su rival saldrá de la otra semifinal que disputan este miércoles Suiza y República Checa. Los bielorrusos, por su parte, se jugarán el tercer puesto, el último que da acceso a los Juegos Olímpicos, ante el perdedor de dicha semifinal.

Arriba