Los checos luchan contra su frustración

Mazuch espera que la discusión de la plantilla tras su derrota en las semifinales provoque una mejora del equipo de cara al partido por el tercer puesto de este sábado y que da acceso a los Juegos Olímpicos.

Ondřej Mazuch quiere que la República Checa demuestre su verdadero potencial
Ondřej Mazuch quiere que la República Checa demuestre su verdadero potencial ©Action Images

Ondřej Mazuch espera que la discusión de la plantilla checa tras su derrota en las semifinales provoque una mejora del equipo de cara al partido por el tercer puesto de este sábado y que da acceso a los Juegos Olímpicos.

El defensa del RSC Anderlecht abandonó este miércoles el terreno de juego muy enfadado debido a la incapacidad del equipo para demostrar su verdadero potencial en el torneo. Sin embargo, Mazuch cree que el debate generado en el vestuario checo tras la derrota por 1-0 ante Suiza en la prórroga hará bien al equipo.

"Hablé en el vestuario después de la semifinal porque sentí que era necesario. No puedo sólo sonreír, hacer como si nada hubiera pasado y decir que el próximo partido irá mejor. Nunca estuve tan enfadado como en el partido del miércoles. Fue nuestro cuarto partido en el torneo y no hemos jugado bien hasta ahora. Fue una advertencia. Dije mi opinión y otros compañeros me apoyaron. Fue algo positivo porque demostramos que nadie está contento con la manera en la que hemos jugado. Espero que esto nos ayude en el partido ante Bielorrusia", comentó el central, uno de los miembros más veteranos del equipo gracias a sus 25 apariciones en la sub-21.

Esa derrota por 1-0 ante Suiza aumentó la frustración para el equipo de Jakub Dovail después de su irregularidad en la fase de grupos. Su remontada y su victoria ante Ucrania en el primer partido no convencieron, cayó ante España y sólo sus dos goles en los últimos minutos ante Inglaterra permitieron su pase a semifinales.

"Tuvimos suerte de superar la fase de grupos. Jugamos una buena mitad ante Inglaterra y 20 minutos ante Ucrania. Es mejor no hablar del partido ante España", comentó Mazuch, cuyo equipo llegó a Dinamarca entre los favoritos después de acabar invicto la fase de clasificación. "Ganamos a Alemania en la clasificación y tuvimos muchas ocasiones ante Holanda y Francia (amistosos antes de la fase final). No perdimos en dos años, pero hemos tenido momentos en este torneo en los que nada ha funcionado", añadió.

Arriba