Italia, primera semifinalista

Italia - Israel 4-0 La selección de Mangia pasó por encima de una Israel que notó en exceso la expulsión de Golasa en la primera mitad.

©Getty Images

Italia pasó por encima de la anfitriona Israel y garantizó su pase a las semifinales del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA tras imponerse por 4-0. Manolo Gabbiadini con dos goles fue el gran protagonisa del choque, que tuvo la nota negativa de la lesión de Lorenzo Insigne.

La selección de Devis Mangia afrontó el partido ante el combinado anfitrión con algunos cambios en su once y sabiendo que en la tercera jornada su rival iba a ser una selección inglesa ya eliminada. La victoria de Noruega había colocado a los nórdicos líderes del Grupo A y eso convertía el choque entre trasalpinos y hebreos en un duelo clave por la clasificación y por la primera plaza.

Sin Mattia Destro en el once titular, Italia dio la oportunidad a Riccardo Saponara de probarse en el equipo inicial. Sin embargo no fueron los hombres ofensivos italianos los que más trabajo tuvieron en el primer tramo de partido. Israel salió muy metida y con un Eyal Golasa especialmente motivado. Pero el paso de los minutos fue equilibrando fuerzas y Lorenzo Insigne hizo acto de presencia para probar por primera vez las rápidas manos de Boris Kleyman.

Las llegadas, aunque no excesivamente peligrosas, se sucedieron por parte de ambos equipos hasta que en el minuto 18 Insigne conectó con Ciro Immobile para que el delantero del Genoa CFC hiciera una dejada perfecta que Saponara aprovechó para colocar el 1-0 en el marcador. La calidad de los tres delanteros italianos marcaba diferencias en un partido entretenido y abierto.

La recta final del primer periodo dejó aún más patente la superioridad en cuanto a calidad de los italianos, sobre todo cuando el balón pasaba por los pies de Marco Verratti. Y por si fuera poco los hebreos se quedaron con un hombre menos al ser expulsado Golasa en el minuto 37 por una fea entrada sobre Saponara. Esto permitió que Italia aumentara su renta antes del descanso gracias a un buen zurdazo de Manolo Gabbiadini tras otra asistencia de Immobile. La mala noticia fue el cambio por lesión de Insigne instantes antes del segundo tanto azzurrini.

El segundo acto no tuvo cambio de guión. Gabbiadini se fue al descanso celebrando un gol y volvió al campo para celebrar otro, esta vez con un devastador lanzamiento de falta que casi no vio Kleyman. Poco más tarde le sustituyó Destro, pero con el cambio de cromos el partido no varió. El balón era italiano, las ocasiones eran italianas y en definitiva el partido era propiedad de los hombres de Mangia.

Tanto fue el cántaro a la fuente que en el minuto 71 llegó el cuarto gol italiano tras un caño y definición espectaculares de Alessandro Florenzi. Israel ya había bajado los brazos y los trasalpinos comenzaban a festejar su pase a semifinales en el Grupo A, donde suman seis puntos por los cuatro de Noruega.

Arriba