Portería de postín

Con un gol en contra durante el torneo, España goza de una salud de hierro con un Kepa que busca añadir otro trofeo tras el Europeo sub-19 de 2012.

Kepa está siendo uno de los jugadores más destacados de este torneo
Kepa está siendo uno de los jugadores más destacados de este torneo ©Getty Images

Con la mente puesta ya en las semifinales del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA, España está asentada en Cracovia con la idea de poder dejar la ciudad polaca el próximo sábado con el trofeo en su maleta.

Uno de los tipos más seguros de este grupo es Kepa Arrizabalaga. El meta del Athletic Club se lleva el trabajo a casa y muestra en el cara a cara la misma serenidad que bajo los palos. Tras rozar la fase final de 2015 en el dramático play-off contra Serbia que se resolvió en Cádiz, el de Ondarroa ya acumula 20 internacionalidades sub-21 en un ciclo que quiere cerrar con alegría en Polonia.

Satisfecho del trabajo logrado hasta ahora

Pleno de puntos, pase a semifinales tras la segunda jornada, voracidad en ataque y seguridad atrás son los ingredientes que están acompañando a España durante este torneo. Kepa tiene claras estas premisas pero sabe que no se pueden crecer. "Sabíamos que no iba a ser fácil. Hemos empezado con buen pie, sólidos tanto en la parte defensiva como la ofensiva. Eso no nos tiene que llevar a confiarnos", explicó el 1 de Albert Celades.

Una de las claves del éxito

Solamente un golazo de Bruma pudo superar a Kepa
Solamente un golazo de Bruma pudo superar a Kepa©Getty Images

En 2011, España alzó el trofeo recibiendo únicamente dos goles. Mientras que en 2013 encajó el mismo número de dianas, ambas en la final que terminó 4-2 ante Italia (rival en estas semifianles). Kepa da su opinión al respecto: "Puede ser una de las claves. Al final, el no recibir o recibir pocos goles es muy importante en torneos tan cortos en los que cada gol cuenta mucho, ya que se han quedado selecciones fuera por goles". 

Todo o nada ante Italia

Mientras que España pudo dar descanso a sus teóricos titulares ante Serbia, Italia se ganó el billete a semifinales en un partido dramático frente a Alemania. "Ellos tenían una situación bastante 'límite' porque tenían que ganar a Alemania, otra grandísima selección, y eso demuestra que Italia históricamente al final ha sido un equipo muy difícil de batir, muy competitivo y esta generación que tiene cuenta con grandísimos jugadores y va a ser muy difícil", recalcó el cancerbero vasco.

Kepa ya conoce el 'sufrimiento'

Corría el año 2012 cuando España se midió a Francia en Tallín para terminar alcanzando la final de un Campeonato de Europa Sub-19 de la UEFA que terminó conquistando. Samuel Umtiti igualó el choque en el tiempo añadido y en la prórroga hubo un gol para cada selección (Gerard Deulofeu y Paul Pogba). Ya en la tanda de penaltis, Kepa atajó dos penas máximas y España accedió a la final. "Esperemos no tener que llegar a los penaltis, poder resolver todo mucho antes. Es verdad que aquel partido fue frenético, muchos goles, prórroga, nos pusimos por delante, estuvimos por detrás y nos pasó de todo", dijo Arrizabalaga como 'deseo'.

Cerrar el ciclo con un título

Kepa es uno de los futbolistas que dirán adiós de forma segura a su ciclo en la sub-21. En una convocatoria con nueve jugadores que podrían estar en la aventura de 2019, el del Athletic echa la vista atrás para sentir orgullo por todo lo vivido. "No es fácil al final pasar por todas las categorías inferiores y es un orgullo el poder haber estado en todas las categorías y haber podido ayudar a la selección".

Arriba