Marcos puede cerrar el círculo de los Llorente

En caso de título de España en Cracovia, Paco y el mediocentro de Albert Celades se convertirían en el primer padre e hijo que conquistan el Europeo sub-21.

El robo de balón, una de las acciones que más ha repetido Marcos Llorente en esta fase final
El robo de balón, una de las acciones que más ha repetido Marcos Llorente en esta fase final ©Getty Images

Corría el año 1986 cuando el Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA no se disputaba mediante una fase final en un lugar determinado. Corría el mes de octubre cuando Italia y España tenían una cita en la final tras superar a Inglaterra (global de 1-3) y Hungría (4-5) respectivamente.

En una selección dirigida por Luis Suárez, España visitó Roma en un encuentro de ida en el que se cayó pese a realizar un buen encuentro en palabras de Paco Llorente, padre de Marcos, y antiguo jugador de Atlético de Madrid, Real Madrid y Compostela: "En Italia jugamos bastante mejor que ellos, pero no conseguimos ganar", en un partido en el que Ramón María Calderé hizo el 0-1, pero Gianluca Vialli y Giuseppe Giannini terminaron remontando.

En la vuelta, en Valladolid, el 29 de octubre de 1986 llegó el primer título sub-21 para España. Paco Llorente volvió a ser titular y Eloy Olalla puso por delante a España (36'), aunque la alegría duró dos minutos (1-1 del lateral izquierdo Giovanni Francini, 38'). Roberto Fernández hizo el 2-1 a 14 para el final en un partido que necesitó de prórrogas y tanda de penaltis. Ahí apareció Juan Carlos Ablanedo para levantar el título tras el 3-0 desde los once metros.

"Nos costó muchísimo. Fue un partido bastante igualado, pero al final en los penaltis teníamos a Súper Ablanedo, que paró dos para ganar 3-0 en la tanda de penaltis", recordó Paco sobre la primera alegría sub-21.

En el Krakow Stadium, España tiene la posibilidad de alzar el quinto título tras los que llegaron en 1998, 2011 y 2013. Desde la distancia, Paco Llorente está disfrutando de la sub-21. "Parece que llevan jugando juntos tiempo. Con la calidad que hay arriba en cualquier momento pueden resolver un partido, como así sucedió por ejemplo contra Macedonia cuando ellos estaban presionando bastante. Pueden romper el partido".

Respecto a la labor de su hijo, Paco resalta el aguante de Marcos para la altura de temporada en la que se encuentra. "Le estoy viendo muy bien para la altura de la temporada en la que está. Ha tenido un año bastante duro, pero sigue físicamente a un nivel muy alto. Y a la hora de jugar el balón, más o menos como siempre. Es un jugador que distribuye bastante y suele perder pocos balones, así que está en su línea".

Sobre un posible pronóstico en la final, Paco Llorente no duda en resaltar la capacidad de España para poder ganar en una acción. "Como España tiene tanta calidad en la parte de arriba puede solucionar el partido. Y atrás son bastante serios y es difícil que les metan goles, y además tienen un portero que les da muchísima confianza", resumió para halagar a todas las líneas.

Ya con un trofeo en las vitrinas familiares, Marcos Llorente espera dar descendencia al logrado en 1986 para hacer de la familia Llorente la primera con un título del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA tanto el padre como el hijo.

Arriba