UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

UEFA Women's Champions League: tendencias tácticas de la temporada 2021/22

El informe de los Observadores Técnicos de la UEFA de la temporada 2021/22 de la UEFA Women's Champions League destaca áreas como la presión alta y la importancia de las laterales.

El Lyon celebra su primer gol en la final, marcado tras despistar al Barcelona en su último tercio
El Lyon celebra su primer gol en la final, marcado tras despistar al Barcelona en su último tercio UEFA via Getty Images

Los Observadores Técnicos de la UEFA que asistieron a todos los partidos de la fase de eliminatorias de la UEFA Women's Champions League 2021/22 han compartido sus opiniones sobre las crecientes tendencias de la competición en el Informe Técnico anual.

UEFA.com recoge algunas de las principales conclusiones.

El Informe Técnico de la UEFA Women's League


Presionar para el éxito

Esta ha sido la primera temporada de la UEFA Women's Champions League con una fase de grupos completa y el equipo de los Observadores Técnicos de la UEFA ha querido destacar cómo ha evolucionado la competición. En 2018, el informe señalaba cómo pocos equipos apostaban con éxito por una presión alta, pero todo eso ha cambiado en el espacio de cuatro años.

Pases por acción defensiva por club
Pases por acción defensiva por clubUEFA

Cinco clubes (el Chelsea, el Barcelona, el Lyon, el Bayern de Múnich y el Real Madrid) permitieron a sus rivales 10 o menos pases por acción defensiva antes de recuperar el balón, lo que tal vez esté relacionado con el rápido aumento del acondicionamiento atlético, con un incremento del 10% de las carreras de alta intensidad (carreras de más de 23 km/h) en la posesión del balón entre 2020 y 2021, y un aumento del 30% fuera de la posesión.

Los dos equipos más eficaces en este aspecto fueron el Lyon y el Barcelona, que marcaron nueve goles a lo largo de la temporada a partir de recuperaciones de balón en su tercio de ataque. Por supuesto, llegaron a la final y, en sus notas sobre ese partido, la seleccionadora de la República de Irlanda, Vera Pauw, señaló: "El Lyon se enfrentó y luchó por el balón con una presión alta hacia delante y realizó transiciones inmediatas al ataque tras ganar la posesión. El resultado fue que el Barcelona no pudo empezar el partido como hubiera querido".

Goles marcados en recuperaciones de balón en su tercio de ataque por club
Goles marcados en recuperaciones de balón en su tercio de ataque por clubUEFA

La posesión no siempre es sinónimo de éxito

Tal vez por ello, dominar la posesión no equivalía necesariamente a una superioridad abrumadora. Algunos equipos que pasaron apuros en la fase de grupos tuvieron efectivamente poco el balón: El HB Køge tuvo un 24% de posesión en el Grupo C que concluyó con cero puntos, y tuvo que recurrir a pases largos y esperanzadores en los partidos en los que fue dominado, con más de un tercio contra el Barcelona de pases de más de 32 metros.

Por otro lado, el Lyon demostró lo que se puede hacer con paciencia y una contra bien calculada. El 61% de posesión del Barcelona en la final puede haber sido el más bajo de la temporada, pero sigue siendo una cuota significativa en un partido que perdió por 1-3. De hecho, el 39% del Lyon fue un 1% más alto que en el partido de vuelta de su semifinal contra el París Saint-Germain, que ganó por 1-2.

Su 51,4% de posesión global en la temporada sólo se sitúa en la octava posición, por debajo de todos los demás clubes que llegaron a cuartos de final, salvo uno. Pero la capacidad del Lyon para ganar el balón en el área contraria, como descubrió el Barcelona, fue un arma potente, y su entrenador, Jonatan Giráldez, admitió que su equipo se sintió "confundido" rápidamente en la final, cuando las futuras ocho campeonas presionaron el juego de posesión característico de los azulgranas.

Barcelona - Lyon 1-3

Importancia de las laterales

"En la temporada 2020/21, los Observadores Técnicos reflejaron que las laterales se solapaban mucho menos que en temporadas anteriores y esa tendencia se mantuvo. Ninguno de los cuartofinalistas jugó con carrileras, prefiriendo cuatro jugadoras en la defensa. Y las laterales tendían a apoyar a las extremos en lugar de ponerse ellas mismas delante del balón.

En el caso del Lyon, Ellie Carpenter y Delphine Cascarino, por la derecha, y Selma Bacha y Melvine Malard, por la izquierda, formaron una pareja similar a la del Paris, Ashley Lawrence-Kadidiatou Diani y Sakina Karchaoui-Sandy Baltimore. La velocidad es crucial, al igual que el entendimiento, y las laterales también adoptan enfoques diferentes cuando atacan, con Bacha cubriendo la línea de banda para enviar centros y Marta Torrejón, del Barcelona, a la que le gusta cortar hacia dentro para llegar a posiciones centrales de gol.

Por su parte, el Madrid y la Juventus utilizaron a sus laterales de forma conservadora, cubriendo a las veloces extremos, lo que pone de manifiesto lo variado que puede ser este papel y la forma en que las diferentes cualidades individuales influyen en los planes tácticos de los entrenadores/as. El seleccionador finlandés sub-23, Jarmo Matikainen, declaró: "Las laterales están mejorando constantemente en cuanto a cualidades aeróbicas, técnica y fuerza".

Completo el Informe Técnico de la UEFA Women's League

Seleccionado para ti