Monzul cumplirá un sueño

La árbitro ucraniana ha señalado que es una gran oportunidad dirigir la final de la UEFA Champions League Femenina en Lisboa entre el Tyresö y el Wolfsburgo.

Kateryna Monzul dirigirá la final de la Champions femenina
Kateryna Monzul dirigirá la final de la Champions femenina ©Sportsfile

Kateryna Monzul está dispuesta a "cumplir un sueño" mientras se prepara para dirigir el jueves la final de la UEFA Champions League Femenina entre el Tyresö FF y el VfL Wolfsburg.

La árbitro de Ucrania fue elegida oficialmente el 7 de mayo como árbitro de la final en el Estádio do Restelo de Lisboa, y reconoce que este evento será el más importante hasta el momento en su carrera. "Cuando comienzas tu carrera como árbitro, todos tus amigos y familiares te preguntan porque te inicias en esto. Lo  primero que respondo es: 'Para arbitrar una final'. Esto es un sueño y finalmente se va a cumplir este sueño", dijo Monzul a UEFA.com.

Monzul estará asistida por las también ucranianas Natalia Rachynska y Maryna Striletska, mientras que su compatriota Kateryna Zora será la cuarto árbitro. La portuguesa Olga Almeida, que es la árbitro reserva oficial, completa el equipo arbitral, y Monzul está interesada en que todo el grupo se conozca. "Lo que yo digo, un guerrero no puede luchar sólo en un campo de batalla. Estamos todas juntas, somos un equipo. El éxito solo llega cuando estamos juntas", señaló.

Tras dirigir el triunfo del Tyresö por 2-1 ante el Paris Saint-Germain en los dieciseisavos de final en octubre y la victoria del Wolfsburgo por 2-0 contra el Arsenal LFC en semifinales la pasada temporada, ambos conjuntos resultarán familiares para Monzul. Y la árbitro cree que ello será útil para el partido. "Ya he dirigido a estos conjuntos y creo que es una gran ventaja para mí, porque así puedes aprender sobre las tácticas de los equipos. También puedes prepararte mentalmente para estos equipos, así sabes más sobre sus jugadoras. Esto es muy importante para un árbitro", subrayó.

Durante una ocupada campaña europea, Monzul dirigió el triunfo por 1-2 en octavos de final del 1. FFC Turbine Potsdam ante el subcampeón de la pasada temporada, el Olympique Lyonnais, aunque para ella fue un simple partido. "Siento que tengo una gran responsabilidad en cada encuentro. En cada partido debo de dar el 100 por cien. No importa el partido que sea. Se debe estar lista para cada uno de ellos", comentó.

La árbitro de 32 años emplea la misma actitud en la competición de su país, donde dirige partidos masculinos de la segunda división de Ucrania. "Las reglas del juego son las mimas tanto para los hombres como para las mujeres. Deber tener el mismo planteamiento respecto al fútbol de los hombres y de las mujeres, y tratar a todos por igual, de modo que no haya diferencia entre ambos", sentenció.

Arriba