Amigas y rivales

Compañeras en la selección sueca y rivales esta noche en la gran final de la UEFA Champions League Femenina. Los caminos de Nilla Fischer y Caroline Seger se cruzan en Lisboa.

Nilla Fischer (izquierda) y Caroline Seger, en un entrenamiento con Suecia
Nilla Fischer (izquierda) y Caroline Seger, en un entrenamiento con Suecia ©Sportsfile

A menudo Nilla Fischer y Caroline Seger han estado unidas por sus ambiciones, pero ambas serán esta vez rivales en la final de la UEFA Champions League Femenina, una perspectiva que Fischer describe como "más divertida".

Compañeras en el FC Malmö que ganó el título liguero en la campaña 2011, Fischer ha sido a menudo la segunda capitana tras Seger con el combinado sueco, pero ahora está decidida a ser mejor que su compañera en el choque entre Tyresö FF y VfL Wolfsburg que decidirá en Lisboa el campeón europeo. "Está claro que es más divertido jugar contra algunas de mis amigas, y por supuesto del combinado sueco, así que estoy muy emocionada", comentó Fischer a UEFA.com.

Por su parte, Seger no fue tan locuaz con la posibilidad de cruzar su camino con su compañera de selección. "Es algo a lo que estamos acostumbradas como jugadoras. Algunas veces las tienes como jugadoras en el otro equipo y otras veces las tienes como amigas después del partido. No es nada raro para nosotras, es completamente normal", confesó la centrocampista.

A pesar de la sensatez que desprende antes de medirse a Fischer, Seger conoce de sobra la calidad que su compañera aporta al Wolfsburgo: "Es una gran jugadora, muy física, y como central es muy buena con el balón. Ha crecido mucho como jugadora porque está en una posición diferente a la que solía estar. Está evolucionando más y más y está creciendo como jugadora en todos los partidos en los que juega".

Seger, de 29 años, ha sido internacional con su país en más de 100 ocasiones. El Tyresö es su quinto club. Debido a los problemas económicos del equipo sueco, varias jugadoras abandonarán la plantilla este verano, así que esta final de la UEFA Champions League simboliza una última oportunidad para el club. "Estamos muy emocionadas. Va a ser algo grande para nosotras como equipo e individualmente jugar este partido", explicó. "Éste ha sido nuestro objetivo los dos últimos años, y estoy muy orgullosa de ser la capitana de este equipo, especialmente por todo lo que hemos pasado. Nos mantuvimos unidas y ahora estamos aquí al final".

Después de cambiar su nativa Suecia y el Linköping FC por Alemania el pasado verano, Fischer conoce bien el Tyresö y está claro que el Wolfsburgo tendrá que esforzarse al máximo para convertirse en el tercer equipo que logra retener el título. "Tenemos que jugar a un alto nivel para derrotar al Tyresö. Los pequeños detalles harán la diferencia, pero tenemos que ser capaces de ser efectivas en el área para marcar las ocasiones que tengamos, ya que será un partido duro y físico", reconoció.

Quizás sorprendentemente, el Wolfsburgo no hará ninguna preparación especial para contener a las prolíficas atacantes del Tyresö Christen Press y Marta: "He jugado contra ellas antes y los entrenadores han hecho el análisis y han visto vídeos, así que hemos visto imágenes de todo el equipo y sabemos lo buenas que son. No vamos a quitarles el ojo".

Arriba