Los errores condenan al Tyresö

Mientras que la goleadora del equipo sueco Marta comentó que los goles del Wolsfburgo fueron "muy baratos", Vero Boquete habló de decisivos fallos defensivos.

Marta y Verónica Boquete hablaron con UEFA.com después de que el conjunto sueco cayera ante el Wolfsburgo en la final de la UEFA Champions League Femenina.

La goleadora Marta y Verónica Boquete reconocieron que el Tyresö FF había perdido fuelle en la final de la UEFA Champions League Femenina ante el VfL Wolfsburg, concediendo cuatro goles en el segundo periodo para dejar escapar una ventaja al descanso de 2-0. Mientras que Marta, la cual anotó dos goles brillantes para el equipo sueco, describió los tantos que permitieron al campeón meterse de nuevo en el partido como "muy baratos, muy fáciles", Boquete destacó a UEFA.com que una más sólida actuación defensiva les hubiera conducido a un resultado diferente.

Marta, delantera del Tyresö
Jugamos una fantástica primera mitad. En todo momento defendimos bien y marcamos dos goles. En el segundo tiempo no tuvimos la misma unidad con la que comenzamos. Estuvimos tal vez un poco desconectados del partido, y en una final es algo que no nos puede pasar. Hemos encajado dos goles muy baratos, muy fáciles, y terminamos de recibir un tercer gol por [nuestras] dudas. Estas cosas pasan.

El partido fue muy disputado, ambos equipos estuvieron a un nivel alto. Cuando estuvimos por delante en el marcador no tuvimos el control completo, ni psicológico ni sobre el campo, para [estar por delante] hasta el final del partido. Esto es algo que sucede en el fútbol, y la vida continúa.

Nos deja un poco tristes, porque nos habría gustado terminar este ciclo en el Tyresö con un éxito, ganar la Champions League. Pero para nosotras, las jugadoras, en cierto modo, llegar tan lejos como lo hicimos, con tantas dificultades, tantos problemas que tuvimos durante todo el camino, creo que ya es un gran éxito. Es algo especial, y este grupo, sin duda, debe ser felicitado.

Véronica Boquete, delantera del Tyresö
Es duro porque jugamos muy bien en la primera mitad. Prácticamente tuvimos todo bajo control. [Concedimos] este gol rápido [en el segundo periodo] nos lo puso complicado y empezamos a dudar. Comenzamos a cometer errores y el segundo y tercer tanto los recibimos cuando teníamos una jugadora menos sobre el terreno de juego, ellas se beneficiaron de esta situación. Es duro llegar a la final, pero más duro es perderla cuando has marcado tres goles.

Si no hubiésemos dejado que siguieran marcando, todo habría sido muy diferente, pero el equipo continuó demostrando de lo que era capaz, incluso cuando encajamos el segundo gol. Lo seguimos intentando. Hicimos el 3-2 y después de ese gol se repitió la misma historia. Me gustaría decir que estoy orgullosa del equipo. Lo hemos dado todo esta noche. Sólo puedo aplaudir el esfuerzo realizado y felicitar al campeón.

Tenemos que considerar el hecho de que algunas de nosotras hemos venido aquí sin poder jugar o entrenar con el equipo. Llegar a la final de esta forma es complicado desde el punto de vista psicológico. Pero lo hemos intentado y hemos luchado hasta el final. El Wolfsburgo ha ganado, pero podríamos haber sido nosotros.

Una siempre quiere ofrecer su mejor versión y nunca es suficiente pero bajo estas circunstancias es difícil hacer más: hay que intentar ayudar al equipo de todas las formas posibles y lo único que queda es que hemos perdido la final. Es duro perder una final y más duro para los aficionados que han venido hasta aquí pero me consuela que estén aquí y que sigan orgullosos.

Arriba