Un triunfo "increíble" para el Wolfsburgo

Martina Müller marcó el tanto decisivo para que el equipo germano conquistase su segundo entorchado consecutivo y compartió el mérito con su capitana en el gol del triunfo.

Martina Müller, autora del tanto del triunfo para el Wolfsburgo, besa su medalla
Martina Müller, autora del tanto del triunfo para el Wolfsburgo, besa su medalla ©Sportsfile

Martina Müller marcó el tanto decisivo para un VfL Wolfsburg que conquistó su segundo título de la UEFA Champions League Femenina consecutivo. La germana quiso también compartir gran parte del mérito con la capitana Nadine Kessler tras el tanto que supuso el 4-3 ante el Tyresö FF.

El Wolfsburgo se colocó con un 0-2 en contra al descanso, pero Müller y Kessler comentaron a UEFA.com que su fe nunca faltó y que el rápido tanto de Alexandra Popp en el segundo tiempo fue crucial. Incluso cuando se colocaron con un 3-2 en contra el partido volvió a cambiar de rumbo gracias a una gran jugada de Kessler, que asistió a Müller en el minuto 80 para lograr el tanto de la victoria.

Martina Müller, atacante del Wolfsburgo
Todavía me siento abrumado por el momento. Realmente no puedo describirlo. Todas estas emociones… Tengo que relejarme un poco, pero ¡estoy en la luna!

En el descanso pensamos en la vuelta de las semifinales ante el Potsdam, cuando fuimos capaces de remontar como equipo. Eso nos dio un poco de confianza, y ha sido un poco similar. Fue con un centro de Anna [Blässe], fui al palo corto y Poppy fue al palo largo. Marcamos con un cabezazo. Fue lo mismo que contra el Potsdam. Entonces supe que pasara lo que pasara nada iría mal. Y funcionó así hasta el final.

En el descanso dije que podíamos hacerlo, porque estaba convencido que podíamos cambiar las cosas como equipo, que sólo podíamos ir a mejor. Estoy muy orgulloso de este equipo. Es increíble.

Sabíamos que el Tyresö empezaría muy fuerte y no sería un partido sencillo. Nos costó entrar en el encuentro y no conseguíamos los espacios correctos, todo era muy confuso para nosotras. Pero conseguimos cambiar las cosas después de 45 minutos. El entrenador encontró las palabras y merecimos ganar al final.

[Para el tanto de la victoria] Nadine [Kessler] superó a tres jugadoras y picó el balón, que estaba libre para mí, y entonces marqué. El mérito fue 50-50. 50% para Nadine y 50% para mí. ¡Fue increíble!

Nadine Kessler, capitana del Wolfsburgo y Jugadora del Partido
Todavía estoy sin palabras. Tras comenzar tan mal contra un equipo tan fuerte, es muy difícil remontar. También tuvimos ocasiones en la primera mitad, pero no jugamos bien.

Nunca dejamos de creer, y eso fue clave. En el descanso, muchas jugadoras y el entrenador encontraron las palabras adecuadas y claras, diciendo lo que teníamos que cambiar, y que podíamos dar la vuelta al partido. Y con esa presencia física empezamos la segunda mitad.

El lenguaje corporal que [Popp] mostró después de marcar, que luego se trasladó a todo el equipo, hizo que todas se sintieran fuertes y con confianza. Realmente nos ayudó durante el resto del partido.

[Ponerse 3-2 en contra] Es algo que nos caracteriza. No nos gusta pensar en perder. Y después de haber igualado tras estar 2-0 en contra, no se pierde su confianza tan fácilmente cuando te vuelves a ver por detrás en el marcador. Fue sólo un gol, y siempre creímos en nosotras mismas. En los últimos 15 minutos demostramos que queríamos ganar esta final en 90 minutos.

No hay mejor equipo, y estoy muy orgullosa de la forma en la que jugamos, cómo las chicas se sacrificaron. Eso es el fútbol para mí, eso es lo que hace feliz a la gente, y de eso es de lo que se trata.

Es un gran honor [ser la jugadora del partido]. Estoy muy contenta con el premio, pero me gustaría compartirlo con todas mis compañeras, por lo que todo el mundo recibe un pedazo de este galardón. Eso es lo que tiene que ver con nuestro equipo; somos un gran colectivo, y todo el mundo contribuye. Eso es lo que trato de hacer también.

El Tyresö es un gran equipo, que juega un gran fútbol. Tienen grandes jugadoras a nivel individual, lo cual se pudo ver esta noche, por ejemplo, como Marta. Es muy difícil defenderla, al igual que Caroline Seger, que es una fantástica centrocampista. Fue un gran partido, muy divertido, y fue muy difícil y exigente. Jugamos un partido fantástico esta noche para toda la gente que lo vio en sus casas y los aficionados.

Arriba